Horizonte, de Pierre Reverdy

Mi dedo sangra
Con él
Te escribo

El reinado de los viejos reyes se acabó
El ensueño es un jamón
Pesado
Que cuelga del techo
Y la ceniza de tu cigarro
Contiene toda la luz

En la curva del camino
Los árboles sangran
El sol asesino
Ensangrienta los pinos
Y a los que pasan por la pradera húmeda

La tarde en que se durmió el primer mochuelo
Yo estaba ebrio
Mis miembros laxos cuelgan ahí
Y el cielo me sostiene
El cielo en que lavo mis ojos todas las mañanas

De Algunos poemas (1916). Versión de César Moro.

Opiniones (0)
26 de Julio de 2017|06:01
1
ERROR
26 de Julio de 2017|06:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes