"Ningún lugar en el mundo es mejor que Mendoza"

El diputado nacional del Partido Demócrata, Omar de Marchi, respondió sinceramente. Entre otras cosas, reconoció tener buen humor y escapar a los "tipos" negativos. Además, esbozó su visión política a futuro: un mensaje optimista y de fuerte compromiso cultural. ¿Su héroe de todos los tiempos? "Mi padre, él supo transmitirme el optimismo por la vida".

Omar de Marchi nació en Mendoza y se inclinó rápidamente por la vida política. Desde joven, supo que la solución a sus problemas personales no bastaba para quedar en paz. Por el contrario, siempre tuvo una clara vocación por los temas comunes.

Estudió abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba y es titular del Estudio De Marchi - Manitta y Asociados desde 1991. Fue concejal e intendente de Luján de Cuyo, integrante del Jury de Enjuiciamiento a Jueces de Mendoza y candidato a gobernador de la provincia en las elecciones 2007.

El diputado nacional considera que "ningún lugar en el mundo es mejor que Mendoza, fallamos porque peleamos por detalles y no somos capaces de acordar en lo importante: un sistema educativo de excelencia e inversiones en infraestructura".

- Mi orgullo íntimo: mis dos hijos, un varón de 13 años y una niña de 7.

- Mi peor defecto: me cuesta decir que no, y eso me hace perder mucho tiempo y energía.

- Mi carácter: en general, tengo buen humor y escapo a los tipos negativos.

- Mi sueño imposible: que la racionalidad y la verdad se apodere de la convivencia humana para construir una sociedad que tenga como norte la "igualdad de oportunidades".

- Mi mujer ideal: mi esposa (si me dejara mandar a mí).

- Mis lecturas preferidas: en general, los libros de historia y biografías. Por otro lado, literatura vinculada al management moderno.

- Mi modelo de país: no pretendo demasiado, sólo un país como Argentina pero insertado al mundo. Deseo que éste apueste fuertemente por la educación de calidad y excelencia, distinta de aquella de la que se apoderaron algunos gobiernos y gremios.

- Mi deporte favorito: el fútbol, pero practico mejor el....  ¡¡¡¡Truco!!!!.

- Mendoza: el lugar ejemplo de desarrollo y convivencia armónica en el país, si es que los mendocinos nos lo proponemos.

- La música que me transporta: sigo pegado a la Progresiva Nacional: Charly, Nito Mestre, Fito, Lebón, el Flaco Spinetta, y La Biblia de Vox Dei. Ahora, para los enamorados, nada mejor que César Banana Pueyrredón.

- Mi comida favorita: lejos, un asado bien jugoso con un Malbec áspero de Luján de Cuyo.

- Tres lugares en el mundo: Luján de Cuyo, Luján de Cuyo, Luján de Cuyo.

- Mi héroe de todos los tiempos: mi padre, quien con mucho trabajo y casi sin estudio, supo transmitirnos a mí y a mis dos hermanas (mayores que yo), el optimismo por la vida. Con su ejemplo nos enseñó que el esfuerzo es el motor principal para superarnos.

- Mi mensaje a la sociedad mendocina: debemos ponernos de acuerdo y comprender que Mendoza es la mejor provincia de Argentina, que tenemos un potencial enorme, y que si salimos de la modorra en la que hemos entrado hace algunas décadas podemos ser un ejemplo en el mundo.

- Mi visión política a futuro: un país insertado en el mundo desarrollado y no peleado con él. Un país con ciudadanos celosos de sus derechos pero fuertemente comprometidos con sus obligaciones. Una comunidad creciendo sin resentimientos y aplaudiendo al que triunfa producto de su esfuerzo e inteligencia y no castigándolo por su éxito. Una provincia que dé el puntapié inicial de esta transformación que implica, en gran parte, un fuerte compromiso cultural con el cambio.

En Imágenes