Laura Restrepo escribe una novela sobre la dictadura en Argentina

La escritora colombiana necesitó más de 20 años para digerir su experiencia como militante de izquierda en plena dictadura militar argentina, pero ya está casi lista para revelar en su próxima novela parte de ese período que dice marcó su vida.

El libro, una novela histórica que Restrepo reescribió cuatro veces en los últimos cuatro años, transcurrirá en la Argentina de los años ´70 y ´80, cuando desaparecieron unas 30.000 personas, entre ellas sindicalistas, activistas de izquierda e intelectuales; y podría estar a la venta en uno o dos meses más, reveló la escritora.

“Hay cosas que tienes que decantarlas mucho antes de poderlas contar, que el material está demasiado fresco, te afecta demasiado… Al principio, cuando salí de Argentina, ni memoria tenía”, expresó la autora de 59 años en un intento de explicar por qué pasaron tantos años antes que escribiera el libro.

“Hay una cosa afectiva muy fuerte, que cuesta, me ha costado mucho tiempo asimilar esos cinco años que viví en las ciudades de Buenos Aires y Córdoba”, admitió. En esos años se casó con un argentino, del que más tarde se separó, y con quien tuvo a su primer y único hijo.

Restrepo, que residió en Argentina como militante del izquierdista Partido Socialista de los Trabajadores entre 1978 y 1983, realizaba un “trabajo de hormigas” intentando informar clandestinamente a trabajadores sindicalizados sobre las violaciones a los derechos humanos que se cometían durante la llamada “guerra sucia”.

Con sumo cuidado por temor a que las autoridades militares la descubrieran, aprovechaba la excusa de un cumpleaños infantil, por ejemplo, y conversaba durante quince minutos con algunas personas para informarles clandestinamente lo que nadie les decía: “Que estaban los chupaderos (centros de detención clandestinos), que estaban desapareciendo a la gente, que estaba la tortura, básicamente era propiciar que la gente pudiera hablar y que la gente pudiera enterarse”, recordó.

La escritora se negó a dar detalles sobre su próximo libro porque “nace viejo” si se lo conoce de antemano. “Este libro me ha tomado más tiempo que todos los demás”, dijo la también periodista, cuyo primer libro fue Historia de un entusiasmo, publicado en 1986. “Es que rescatar cada recuerdo, una cosita así chiquitita, te puede tomar una semana”.

Aunque no fueron tantos años, también se tomó diez antes de escribir Olor a rosas invisibles, una historia sobre el adulterio masculino que aborda el tema de la vejez. Restrepo, quien asegura que “jamás” lee sus libros una vez que salen publicados y sólo habla de ellos en las entrevistas, manifestó que ese surgió por una conversación que mantuvo con un hombre de edad avanzada, cuyo nombre desconoce y a quien nunca más vio. La charla de tres horas fue en un aeropuerto, mientras esperaban que saliera un avión demorado.

Para la autora, quien tras su regreso de Argentina fue comisionada de la paz en Colombia en los años ´80, hay tres elementos indispensables antes de concebir sus libros. El primero es el título, porque “si el libro no tiene título es como si no existiera, como si no tuviera cara”. El segundo es la carátula, porque “la imagen de la tapa la tengo que tener” antes de empezar a escribir. Y el tercer elemento son las entrevistas con la gente: como periodista que ha sido, no puede abandonar esa “necesidad” de salir a la calle, de preguntar, de averiguar. Se trata de “indagar en los motivos de la gente, por qué la gente hace lo que hace”.

Restrepo ha escrito, entre otras obras, casi una decena de obras que incluyen La isla de la pasión, Dulce compañía y Delirio, premio Alfaguara de Novela 2004.

Fuente: AP

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:10
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic