Damien Hirst admite que los precios del arte eran “irreales”

El artista británico, que recientemente se embolsó cerca de 100 millones de libras (unos 150 millones de dólares) en una subasta de su última obra en Sotheby’s, reconoce que el arte se ha vuelto demasiado caro en una época de recesión económica como la actual.

En declaraciones que publica hoy el diario “The Independent”, Hirst se refiere al hecho de que no se vendiesen la pasada semana en Nueva York una pintura suya con cuatro calaveras de colores que salió con un precio estimado de 3 millones de dólares.

La pintura, titulada en inglés Beautiful Artemis Thor Nepture Odin Delusional Sapphic Inspirational Hypnosis Painting, se la compraron a Hirst por la mitad de esa cantidad hace sólo un año, explica el propio artista, quien añade que en cierto modo es bueno que se imponga el realismo en el mercado del arte.

“Lo que quiere el artista es que sus cuadros estén colgados en la pared. Un artista no va a dejar en cualquier caso de hacer arte porque la gente deje de comprar”, señala.

El británico, de 43 años, a quien se atribuye una fortuna de unos 200 millones de libras (unos 299 millones de dólares), agrega: “Creo que el ajuste en los precios del mercado del arte es bueno porque se habían vuelto irreales. Uno empezaba a creer que estaba ungido por Dios. Siempre he pensado que el arte vale lo que quieren pagar por él”.

“Los compradores se han vuelto más selectivos y más especuladores. Hace cuatro años era posible comprar algo por 50.000 libras. No sería un problema que volviésemos a eso. Todo lo que sube, baja. Es como cuando le preguntaron a John Lennon por qué iba a contarse el pelo y él respondió: ‘¿Qué va uno a hacer cuando ha crecido tanto?’”.

Hirst, que tiene fama de astucia comercial, afirma que su obra futura se regirá por las leyes del mercado: “Si quiero vender obra nueva, tendré que venderlo por menos. Si la gente tiene menos dinero, uno tiene sólo tres posibilidades: errar la puerta y decir ‘que se fastidien’, esperar a que todos puedan permitirse comprar su obra o venderla más barata”.

El artista británico expresa, sin embargo, su deseo de crear más obras de oro, tras el éxito de The Golden Calf (El becerro de oro), un animal conservado en formol con cuernos y pezuñas de oro que creó expresamente para su exitosa subasta de Sotheby’s.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:36
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic