Deportes

"Nene muy bonito el gol, pero la próxima centro atrás; el 9 soy yo"

Con esa frase irrisoria Leopoldo Jacinto Luque aconsejó en el '79 a Diego Maradona, luego que convirtiera su tanto frente a Escocia, el primero de su carrera con la camiseta albiceleste, en el Estadio Hampden Park. El mismo escenario donde Diego debutará el miércoles como técnico frente a Escocia. 

Un 2 de Junio del año 1979, la selección Argentina de Fútbol dirigida técnicamente por César Luis Menotti concluía una gira por Europa, y su última parada era Escocia.

Allí, y luego de haber obtenido la Copa del Mundo del ’78 en cancha de River, concluía las presentaciones por el mundo como flamante campeón.

Esos primeros días de mitad de año, Diego Armando Maradona arrancaba como titular en esa formación que se paró frente a los escoceses.

El estadio elegido por los locales para esa confrontación era el Hampden Park y el fabuloso jugador argentino dio otra de sus clases magistrales que llevaron a la albiceleste a quedarse con la victoria por 3 a 1.

Pero el hecho significativo de esa jornada fue que el Pelusa convirtió su primer gol con la casaca nacional en la Selección mayor.

Este miércoles, justamente aquel recinto que sirvió de trampolín a tantos gritos por venir, recibirá al Diego como flamante entrenador.

Uno de aquellos protagonistas de ese día que Maradona nos empezó a ser feliz, fue Leopoldo Jacinto Luque, que recordó esas imágenes victoriosas de aquella “Selección de Todos”.

"Tengo de aquel partido los mejores recuerdos. Una vez que terminamos de jugar, los escoceses nos aplaudían de pie. Habíamos hecho una verdadera demostración de buen juego. Yo hice dos goles y Diego el otro. Pudimos haber hecho más, nos salieron todas las que intentamos", dijo el ex jugador.

De ese gol de Maradona, Luque dijo: "Entró al área por la derecha tras dejar en el camino a un rival. Enfrentó al arquero Rouge y desde un ángulo cerrado y, tras amagar tirar un centro, la puso abajo, contra el palo con un chanfle".

"Una cosa de locos el gol que metió, pero yo me le acerqué recuerdo y le dije: 'Nene, muy bonito el golcito que hiciste, pero la próxima, centro atrás; el nueve soy yo".

"Diego me miraba y se reía. Estaba claro que los normales jugábamos con una lógica, pero estos anormales (entiéndase por la diferencia que hacen con su calidad) hacían la ilógica, y él la hizo", agregó Luque.

De los jugadores que conformaron ese plantel también hablo Luque: “Estaba el Pato Fillol, Passarella, Villaverde, Barbas que compartía la habitación con Diego. Creo que estuvo Ischia, no recuerdo bien pero me parece que sí. El tema que a esta altura uno empieza a borrar partidos de su memoria porque en varios fui horrible".

La conducción técnica de la Selección Argentina por parte de Maradona fue otro tema que abordó el gran artillero de esas épocas: “Si los que están muy cerca de él lo ven bien, entonces quiere decir que está en condiciones. Un técnico debe tener ante todo llegada sobre los jugadores, que entiendan el mensaje".

"El objetivo tiene que ser más importante que la psicología o el trabajo. Nosotros tenemos la costumbre de opinar a la distancia”. Siguió agregando al respecto: “Diego le puede llegar a sacar presión a los jugadores por lo que significa su imagen".

"Todos los flashes y cámaras de televisión  van a estar en el banco de suplentes, aunque está claro que también puede generar algún tipo de celos”.

La pregunta era dirigida hacía había mantenido un contacto con este Maradona entrenador y el goleador manifestó: “Le mandé un email y me lo contestó, y podes creer que en el primer párrafo me pone maestro... él justamente me llama maestro a mí, una cosa de no creer (risas)".

Para cerrar, el hombre afincado en Mendoza que entrena a la selección local Sub-15 y Sub-17, cerró con una anécdota de su días con Maradona: "Con Diego siempre nos cruzamos en el camino, como este recuerdo de aquel partido ante Escocia y su primer gol o como aquella vez en cancha de Boca que me tocó salir a mí del campo de juego para permitir que Diego debutará en la Selección. Fue en 1977 con Hungría".

"Yo había hecho un partidazo, metí tres goles e inclusive uno de esos fue elegido como el mejor gol del año. Con Diego en las prácticas nos entreteníamos y todos esperábamos su debut para divertirnos en una cancha con él. El tema es que miro el cartel del cambio y el que salía era yo, justamente yo quien mas quería estar en ese momento sublime del fútbol argentino tuvo que salir. La bronca que tenía todavía la mantengo (risas)".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|11:41
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|11:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016