Deportes

Los tenistas españoles confiesan su temor al público argentino

Los integrantes del equipo español de Copa Davis Feliciano López y David Ferrer revelaron la sensación que les produce enfrentar al público argentino en la serie final del próximo fin de semana.

El público argentino volvió a revelarse como la obsesión del español Feliciano López, integrante del equipo argentino de Copa Davis que jugará desde el viernes por el título en Mar del Plata.

"Lo que creo es que nosotros estamos acostumbrados a otro tipo de carácter y mentalidad en Europa", dijo hoy López tras entrenar en el estadio "Malvinas Argentinas".

El zurdo español quedó especialmente impactado por el fervor del público peruano en febrero, cuando España jugó por la primera ronda de la Davis en Lima.

"Sólo una vez jugué Copa Davis en Sudamérica, en Perú, y fue bastante diferente a lo que estamos acostumbrados", confesó.

Por eso es que en spetiembre, cuando España aún no sabía si enfrentaría a Argentina o a Rusia en una hipotética final, las preocupaciones de López no pasaban por el frío de Moscú o el calor de Buenos Aires.

"A mí lo que me preocupa de Argentina es el público", confesó a dpa el número 31 del mundo.

Alternativa junto a Fernando Verdasco y Marcel Granollers para el segundo individual tras David Ferrer, López tiene muy estudiadas las características del público de la Davis en Sudamérica.

"Aquí la gente alienta mucho más, es muy diferente el ambiente que se vive, la gente lo vive muy apasionadamente".

Pese a ello, dijo confiar en que no habrá problemas.

"Confío en que todo se va a desarrollar con normalidad, que vamos a jugar tranquilos y que el ambiente va a ser espectacular. El ambiente no va a ser muy normal, yo confío en que será muy bonito".

López, de 27 años, exhibió cierto asombro cuando se le comentaron las declaraciones de Rafael Nadal al diario español "Marca", en las que el número uno del mundo lanza un fuerte mensaje: si el público se extralimita, los españoles deberán abandonar el escenario de juego.

"Se está hablando mucho del ambiente, pero no hay que olvidar que es sólo un partido de tenis. La ITF debe poner los límites y, si no se puede jugar, lo que hay que hacer es irse de la pista. Yo no estoy de acuerdo con aquello de lograr la victoria a cualquier precio", dijo Nadal a "Marca" antes de apuntar al mismísimo Diego Maradona, hincha incondicional del equipo argentino de la Davis.

"Maradona puede animar todo lo que quiera. Sólo se pide que haya respeto hacia los jugadores. Yo admiro ese clima tan favorable a los suyos pero los tenistas argentinos tienen que hacer entender a su gente que se trata de un espectáculo".

López dijo no creer que esas palabras hayan salido de la boca de Nadal.

"Nosotros no hemos escuchado nada, hemos estado entrenando esta mañana. No creo que Rafa haya dicho eso", alegó, antes de que se le mencionara la fuente de los dichos de su compatriota.

"Vosotros sabéis perfectamente que lo que sale en los medios no siempre es lo que uno dice", dijo, trasladando la responsabilidad al medio.

Cómodo en la veloz cancha de Mar del Plata, López es prudente en cuanto a si será elegido como segundo individual, y prefiere concentrarse en el dobles.

"El dobles en estas situaciones marca mucho las diferencias, porque uno puede llegar al domingo arriba o abajo", destacó, antes de apostar por David Nalbandian como doblista para el sábado junto a Agustín Calleri o José Acasuso.

"David aumenta el nivel del dobles, es un jugador de mucha calidad, ha jugado ya muchas veces en Copa Davis. Creo que si el viernes no termina muy cansado, va a jugar. Merece la pena hacer el esfuerzo porque es una final histórica para Argentina, confío mucho más en él que en Acasuso y Calleri".

"Los argentinos son favoritos", insistió López. "Lo eran incluso cuando jugaba Rafa. Con un público que alienta así está claro que son favoritos. Pero el equipo está armado, es competitivo, confío en que si jugamos bien podemos dar la cara".

El estadio techado Islas Malvinas de la ciudad argentina de Mar del Plata se convertirá a partir del viernes, con el inicio de la final entre Argentina y España de la Copa Davis de tenis y miles de fanáticos alentando, "en una olla a presión", aseguró el español David Ferrer.

"Ahora vacío no es lo mismo, pero el viernes con todos animando, será una olla a presión", anticipó Ferrer, referente del equipo español.

Argentina hará pesar su localía en busca de su primera Ensaladera de Plata y la fama de su hinchada es un punto que tienen en cuenta los visitantes.

"Ante dos equipos tan parejos, el que juega de local siempre es favorito. Con Rafa (Nadal) no éramos favoritos y sin él, menos", advirtió Ferrer.

El número uno del equipo español deseó en tanto que la primera jornada de la final culmine con el marcador empatado a un punto. "No sólo lo firmo, ahora mismo lo pago", exclamó.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:51
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic