En Mendoza hay 500 presos terminando sus estudios primarios y secundarios

Se trata de un 18% de la población que actualmente reside en las distintas cárceles de Mendoza. Para acceder a clases deben cumplir con requerimientos de buena conducta. Hoy, Mendoza iba a firmar un convenio con el ministro de Educación para que puedan estudiar carreras universitarias, pero el funcionario pegó el faltazo. Se hará la semana próxima.

Terminar los estudios básicos en la cárcel no es algo común. Sin embargo, en Mendoza hay unos 500 presos que están estudiando materias del primario y el secundario para salir en libertad con las herramientas necesarias para tener una vida digna.

“Creemos firmemente en que la educación puede cambiar al ser humano”, afirmó José Rivas Subsecretario de Educación. El discurso parece ser común a todo el gabinete de la Dirección General de Escuelas ya que aseguran que en 2008 se ha duplicado la cobertura de educación en contextos de encierro.

“Hemos agregado cargos y 300 horas extras de clases, cada institución elige cómo distribuirlas” elaboró el funcionario. Además, se han armado gabinetes psicopedagógicos para darles apoyo a los que estudian.

En la provincia hay un total de cinco cárceles, más el Sistema de Responsabilidad Juvenil -ex Cose- y 2.900 internos. Al tener en cuenta que menos de un 18% ha mostrado interés en instruirse, las cifras se tornan desalentadoras, pero Rivas cuenta con que “el resto se irá contagiando, además, hay que tener en cuenta que este número es fluctuante porque mientras unos van saliendo otros van ingresando al sistema”.

El sistema implementado es no gradual, es decir que en cada penitenciaría los internos estudian por materias, con distintos profesores, y al salir se llevan un certificado donde constan las materias que han aprobado. Luego, pueden continuar  con su educación en un CEBA o un CENS.

En materia docente, hay dos enseñando el primer y segundo ciclo y un profesor por cada materia en EGB 3 y Polimodal. Para acceder a las clases, los reclusos deben cumplir con requisitos de buena conducta.

Al igual que en el resto de las reparticiones estatales, la gran falencia del programa son las estadísticas. Desde la DGE, no pudieron aportar números claros sobre la cantidad de internos actuales que no terminaron sus estudios. Además, las que existen datan de 2006 y, dada la fluctuación de esta población, es probable que muchos ya hayan sido dados en libertad.

Alfabetización y becas
Este año y mediante un programa nacional se implementó desde  septiembre un plan de alfabetización por el cual se eligió a 45 cincos internos que tuvieran las aptitudes necesarias para enseñarle a grupos de cinco internos. Jorge Galleguillo, director de Jóvenes y Adultos de la DGE indicó que en el primer mes ya se han anotado 180 internos para este plan. En este caso, la duración va desde los seis meses hasta el año.

Asimismo, los casi tres mil presos tienen la posibilidad de acceder a becas llamadas “Más y mejor trabajo” por las que Estado otorga subsidios de $60 en insumos para realizar algún oficio y luego comercializar el producto.

“Hasta ahora, se han entregado 112 becas a penados y 50 a menores judicializados -en el ex Cose- para que realicen trabajos en electricidad, carpintería, artes aplicadas, marroquinería, soldadura, mimbrería y pintura en tela” detalló Rivas.

Galleguillo, por su parte explicó que son los familiares quienes, luego, venden los artefactos.

Ahora los presos podrán estudiar una carrera
A través de un convenio que se firmará con los Ministerios de Gobierno, Desarrollo Humano, Dirección General de Escuelas y la Universidad Nacional de Cuyo se iniciará un proyecto para que los internos puedan acceder a carreras universitarias.

Por el mismo, la universidad y el ministerio de Gobierno garantizarán la inscripción de los detenidos interesados y asegurará los espacios adecuados para el dictado de clases en las sedes penitenciarias. Este sistema es el mismo implementado por la Universidad de Buenos Aires.

Para firmar este acuerdo, estaba pautado que el Ministro de educación, Juan Carlos Tedesco, visitara la provincia en el día de hoy pero no pudo viajar, aunque desde prensa de Gobierno afirman que se hará la semana próxima. Además, venía a garantizar fondos para la ejecución de la nueva Ley de Educación.

Opiniones (1)
22 de octubre de 2017 | 21:11
2
ERROR
22 de octubre de 2017 | 21:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo pienso que seria exelente que la carcel funcione como una empresa, que los presos hagan trabajos y se les pague por lo que hace, asi, cuando salgan estarìan con otra mentalidad, en lugar de planificar nuevos crimenes. Y que sea obligatorio el trabajo
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México