Deportes

En la Liga mendocina, lo que une a los clubes es la desunión

Palmira no quiso invertir la localía para que Huracán festejara de local, y el Globo para no dar el brazo a torcer armó un amistoso en su estadio y viajó al este con equipo extra muleto.

Algunas cosas son definitivamente ineludibles. Pero otras se pueden encausar mediante el diálogo y la buena predeposición. La localía, en el fútbol, es una de esas tantas cosas que con voluntad positiva se pueden conciliar y llegar al bien común.

No es la primera, ni será la última vez que un equipo que se coronó campeón, pide a su rival invertir la localía para poder festejar en su campo y con sus seguidores. Eso mismo le solicitó Huracán Las Heras a Palmira, pero la respuesta fue negativa.

La decisión suena extraña. En 2006 Daniel Arias, proveniente del Jarillero, llegó a Las Heras como entrenador y con el varios jugadores como Blanco, Quevedo y Barsotti entre otros. Este préstamo de protagonistas suponía una buena relación dirigencial, cuestión que al parecer no es tan así.

Ese mismo año, pero con Quinteros como técnico, el Globito le pidió a Murialdo jugar en Las Heras para poder festejar en calle Olascoaga por la corona recién obtenida. Así ocurrió y el Canario termino festejando la clasificación al Argentino C.

Pero ese no es el único antecedente. La CAI de Comodoro Rivadavia fue local en el Gargantini tras el ascenso Leproso ante Villa Mitre de Bahía Blanca con Comelles como entrenador.

De vuelta al caso puntual de Palmira y Huracán, cabe recordar que el conjunto Jarillero no pone en juego absolutamente nada, simplemente cumplir con el fixture.

Uno supone que aquí hay alguna bronca atrasada o un rencor  guardado mal, porque si se lo mira desde la óptica económica, seguramente jugando en Las Heras la recaudación será mayor a lo que puede generar la gente de Palmira en su cancha con su equipo jugando sólo por compromiso.

El tema es que los popes del conjunto aurinegro cerraron la conversación con un “no” rotundo y el partido será en en el Este. Están en todo su derecho, pero ese tipo de decisiones restan más de lo que suman.

Los dirigentes del Globo, con el “no” clavado en la frente, buscaron una salida poco elegante pero ya utilizada en más de una ocasión. Fue Boca en 2003, cuando el equipo titular se quedó festejando la Copa Libertadores en la Bombonera y un equipo lleno de pibes fue goleado categóricamente por Rosario Central 7 a 2 en Arroyito.

El tema es que por el lado de HLH no se quedaron afuera de esa nube que no colabora al crecimiento y optaron por evitar que Palmira se saliera con la suya. Organizaron un amistoso contra San Martín en la calle Olascoaga para poder dar la vuelta olímpica en casa y con su gente. Está clarito, la acción sin reflexión es poco productiva.

Si la Liga Mendocina ya no seduce a nadie y los clubes lo saben. ¿Por qué no facilitan el crecimiento en lugar de poner palos a una rueda que cada vez esta mas vieja y gastada?. ¿Cuándo podrán entender? Con desunión nos manejan como ganado.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:07
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016