Roban y golpean a un comerciante cuando velaba a su padre

El curioso hecho ocurrió en Buenos Aires, en la localidad de San Justo. Además del comerciante, también fueron agredidos otros quince familiares, quienes fueron obligados a tirarse al piso "a las patadas", según fuentes policiales. Los tres delincuentes fueron detenidos cuando trataban dar otro golpe con el auto robado al comerciante.

Un comerciante que velaba a su padre en una casa de sepelios de la localidad bonaerense de San Justo fue asaltado y golpeado, al igual que
otros 15 familiares y amigos, por tres delincuentes que también se robaron su auto y fueron detenidos cuando lo usaban para cometer
otro ilícito.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió en las últimas horas en la sala velatoria "E.S.F.I.A", situada en Monseñor Bufano (ex Camino de Cintura) 2651, cuando Carlos Alfredo Luna (43) recibía el pésame de sus allegados en la puerta del lugar, debido al intenso calor.

De repente, tres ladrones armados amenazaron con armas a Luna y a todos los presentes y los hicieron ingresar al interior de la casa de sepelios donde les exigieron que se tiraran al piso boca abajo, incluso en el recinto donde se encontraba el féretro.

"Fueron muy violentos, les pegaban patadas a toda la gente para que se acostara en el piso, pero nadie fue herido de gravedad", dijo un jefe policial.

Luego, la banda robó dinero, joyas, teléfonos celulares y otros efectos personales a los quince asistentes al velatorio y escapó en un Fiat Uno negro propiedad de Luna.

La familia hizo la denuncia policial en la comisaría primera de San Justo, pero los delincuentes lograron ser apresados horas más tarde, cuando con el auto sustraído fueron a robar otro vehículo en Del Campillo 3544 de Villa Luzuriaga.

Cuando el propietario de ese auto dio aviso a la Policía, efectivos de la seccional cuarta de Los Pinos iniciaron un rastrillaje por la zona y en la intersección de Berna y Bermúdez, de la misma localidad, ubicaron al Fiat Uno cuyo conductor se cayó a una zanja al advertir que era perseguido.

Este delincuente se introdujo en una casa ubicada en Ambato 1343, mientras que sus dos cómplices -que iban a bordo del Megane- uno entró a la misma casa y el otro huyó en el automóvil, el cual fue encontrado en las cercanías.

En tanto, en la vivienda de la calle Ambato se detuvo a Marcelo Alejandro Vera (18) y a otra persona de 17 años indocumentada.

Ambos tenían en su poder dos pistolas semiautomáticas 9 milímetros, anillos y dijes de oro y dinero en efectivo.

Tras su detención, quedaron acusados de robo calificado reiterado en concurso con portación ilegal de arma de guerra a disposición de la UFI 4 y del Juzgado de Menores 4, ambos de La Matanza.
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 05:52
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 05:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Una persona, sea cual sea la circunstancia de vida que haya tenido, que ya no tiene ni respeto por un velorio, que es un momento de extremo dolor, directamente no tiene nada que hacer en el mundo. No cumple ningún propósito. Ya no es ni parásito de la sociedad solamente, por cuanto ya no sólo se alimenta de ella sin producir nada a cambio, sino que además ha perdido todos los valores morales que puede haber. Es el mismo caso de estos hijos de puta que les disparan en el viente a embarazadas o las golpean en la misma zona. No me interesa escuchar las opiniones de aquellos que quieren que se respeten derechos y garantías de estas mugres. Sí estoy en desacuerdo con que sea el Estado el que ejecute una muerte, o eso nos llevaría de cabeza a una dictadura, y las odio. Pero sí comprendo si las víctimas quisieran salir a matarlos a balazos. El problema es que para eso hay que andar armados, y puede pasar, de hecho pasa, que en un robo tb se sustraiga el arma y ya estamos contribuyendo a armar gratis a un delincuente más. Sinceramente, no sé cuál es la verdadera solución a corto plazo. A largo plazo sí, educación, trabajo. Pero es fácil tb decir esto y ver que en verdad nadie contribuye a que así sea, ni siquiera los mismos funcionarios escolares. Pendejos drogones hijos de mil puta. E igualmente hijos de puta todos los gobiernos de mierda que hemos tenido, particularmente la dictadura y Menem, que no hicieron otra cosa que dejarnos de legado esta sociedad enferma consecuencia de sus políticas de mierda. Para todos los defensores de las privatizaciones, de la Ley Federal de Educación y tanta basura más, estos delincuentes de entre 15-18 años son el producto más claro de que NO FUNCIONÓ nada de lo anterior. Los pendejos no tienen rumbo, educación, trabajo. Sólo saben robar porque es lo mismo que les enseñó el gobierno. Sólo pueden despreciar la vida y los bienes ajenos porque han perdido el respeto y el amor por la vida propia y porque al no haber tenido nada, no pueden soportar que otro lo tenga. Pero ojo, es más fácil salir a robar que tratar de conseguir lo propio laburando. Lo que pasa tb es que ¿quién les va a dar trabajo? No deben haber ni terminado la escuela. Es un círculo del que no veo salida. Perdonen el pesimismo.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial