Detienen a un hombre que asesinó a otro a puñaladas en Palmira

Daniel Alejandro Paiva está sindicado como uno de los asesinos de Juan Marcelo Azcurra, ocurrido en mayo del año pasado, cuando lo atacaron en su cama y le asestaron tres puñaladas. Ya hanía estado detenido, aunque en agosto de este año logró escaparse de la alcaidía de Junín. Lo detuvieron esta mañana en la puerta de la casa que usaba de aguantadero.

Daniel Alejandro Paiva (37) salía de una casa en calle Pescara esta mañana, casualmente, en el preciso momento en que efectivos policiales se disponían a entrar por la fuerza para dar con él. Cayendo en la cuenta de lo que estaba ocurriendo, Paiva intentó huir corriendo a toda velocidad e, incluso, se tiró a un canal en su desesperación por escapar. Sin embargo, el hombre fue reducido y detenido por los uniformados.

Paiva se encontraba prófugo de la Justicia desde el 26 de agosto, cuando escapó de la alcaidía de Junín aprovechando el descuido de un efectivo policial. Paiva está sindicado como uno de los autores del asesinato de Juan Marcelo Azcurra (27), quien fue apuñalado en su cama la madrugada del 8 de mayo del 2007, luego de que dos personas ingresaran por la fuerza a su casa, lo despertaran y lo atacaran en el barrio Venier de Palmira.

La detención
Durante la mañana de hoy, personal de la Unidad Investigativa de Maipú había llegado a una casa de esa calle maipucina. Desde hacía unos meses venían siguiendo a Paiva y tenían el dato de que se “aguantaba” en una casa humilde de calle Pescara, aunque no tenían la numeración.

No obstante, los sabuesos ya tenían la casa identificada y hoy, cuando se disponían a allanarla para detenerlo, el delincuente les ahorró el trabajo ya que en ese mimsmo momento salía de la vivienda.

Al observarlo, los policías se fueron sobre él, aunque Paiva –ágilmente- les sacó algunos metros de ventaja corriendo. Viéndose cada vez más cercado, pero sin intenciones de entregarse, el prófugo decidió continuar con su huída por el interior de un canal lindante a la calle. Pero los uniformados lo siguieron también por esa vía y, a los pocos metros lograron dar con él.

Paiva tenía un pedido de captura ya que está sindicado como uno de los asesinos de Azcurra. Durante la madrugada del 8 de mayo del año pasado, Azcurra dormía junto a su esposa en su cama.

Pero el sueño fue interrumpido por un fuerte estampido: alguien había destrozado la puerta de una patada. Y cuando todavía no se había reincorporado de la cama, ya tenía a dos sujetos frente a él. Uno de ellos le preguntó: “¿Vos sos Marcelo?”, a lo que Azcurra –asustado- respondió de forma negativa. Sin embargo, los atacantes sabían que era él y, ante la atónita mirada de su esposa, le asestaron tres puñaladas en el pecho.  

La fuga
Cerca del mediodía del 26 de agosto de este año, Paiva logró fugarse de la alcaidía de San Martín. Eran las 11.50 y el recluso era trasladado al juzgado donde debía declarar por el homicidio de Azcurra.

Paiva se encontraba alojado en el penal de Boulogne Sur Mer y lo habían llevado al Este, donde permanecía alojado en la alcaidía. Allí aguardó que llegara el llamado del Primer Juzgado de Instrucción, y, una vez efectuado el llamado, un grupo de efectivos se dispusieron a llevar Paiva hacia el juzgado.

Lo llamativo es que, para llegar a ese juzgado, los reos deben caminar unos metros por la vereda y fue en ese momento cuando Paiva empujó a uno de los uniformados y comenzó a correr. Los guardias intentaron alcanzarlo, aunque Paiva fue más veloz y los dejó atrás hasta que lo perdieron de vista. Por lo visto, hoy Paiva también apostó a su velocidad para escapar por segunda vez consecutiva, aunque esta vez no tuvo éxito.
Opiniones (0)
21 de octubre de 2017 | 15:07
1
ERROR
21 de octubre de 2017 | 15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México