Un novedoso concurso de platos, todos con una particularidad: "cocinados al sol"

Se cocinaron desde chivitos hasta brochetes, utilizando simplemente los rayos del sol. Los concursantes se reunieron en la explanada del Centro de Congresos y Exposiciones de la Capital.

Paseantes, trabajadores y periodistas, se acercaron rápidamente al sentir los olores de los sabrosos platos que se cocinaban al sol en la explanada del Centro de Congresos y Exposiciones. Y es que hoy se llevó a cabo el concurso de comidas denominado  "Cocinando con el Sol". En esta actividad, un grupo de personas, munidas de llamativas cocinas solares, comenzaron desde temprano, a preparar sus platos,  utilizando como fuente de energía, los fuertes rayos solares del mediodía.

Muchas personas, junto a sus cocinas especiales, prepararon exquisitos brochettes, carnes y chivitos, entre otras cosas.

Alfredo Estévenez, Director del Laboratorio en donde se desarrolla este proyecto en el Cricyt, afirmó que este recurso es ideal porque no se necesita ni leña, ni gas,  ni electricidad.

En el Cricyt, desde hace varios años,  se realizan investigaciones sobre el uso del sol como recurso natural alternativo para las actividades diarias de las personas. Uno de los proyectos que más éxito ha tenido, ha sido justamente las cocinas solares, por tal motivo se realizaron en el Laboratorio  de Ambiente  Humano y vivienda, talleres para que la gente aprenda a utilizar esta nueva tecnología en su quehacer doméstico.

En zonas alejadas y desérticas mendocinas como Ñacuñán o Lagunas del Rosario, desde hace ya varios años se usa como alternativa la energía solar. Los paneles solares han sido los más populares, aunque estos sólo hayan sido utilizados para la iluminación de los hogares. En cambio las cocinas solares en la zona de Ñacuñán, hace casi diez años que se utilizan para la cocina diaria de algunas viviendas.

¿En qué consisten estas cocinas solares?

Son artefactos que permiten cocinar los alimentos usando el sol como fuente de energía y pueden ser de dos maneras, de concentración, porque a través de un reflector parabólico se concentra la radiación solar. Allí se colocan la olla con los alimentos, y es tan alta la temperatura que hasta se puede freir la comida. Por otro lado están las cocinas de horno o caja, que es térmicamente aislada, diseñada para capturar la energía del sol y mantener caliente el interior.

Materiales de fabricación de un horno solar 

Las cocinas tipo caja, están fabricadas a partir de varios materiales. Cada uno de ellos presenta ventajas y desventajas de rendimiento y/o económicas.

A continuación un pequeño detalle de los materiales que posiblemente se pueden usar:

Estructura

Los materiales estructurales incluyen cartón, madera, madera contrachapada, mampostería, bambú, metal, cemento, ladrillos, piedras, cristal, fibra de vidrio, cañas tejidas, caña de indias, plástico, papel maché, arcilla, tierra pisada, corteza de árbol, telas aglomeradas con goma de pegar u otros materiales.

Muchos materiales que se comportan bien estructuralmente son demasiado densos para ser buenos aislantes. Para proporcionar las dos cosas, tanto cualidades de estabilidad estructural como de buen aislante, se necesita normalmente utilizar materiales distintos para la estructura y para el aislamiento.

Aislante térmico

A fin de que la caja alcance en su interior temperaturas lo suficientemente altas para cocinar, los muros y la parte inferior de la caja deben tener un buen valor de aislamiento (retención de calor).

Cuando se construye una cocina solar, es importante que los materiales aislantes rodeen el interior de la cavidad donde se cocina de la caja solar por todos los lados excepto por el lado acristalado normalmente el superior. Los materiales aislantes deben ser instalados para permitir la mínima conducción de calor desde los materiales estructurales del interior de la caja hacia los materiales estructurales del exterior de la caja. Cuanta menos pérdida de calor haya en la parte inferior de la caja, más altas serán las temperaturas de cocción.

Ventana

Una superficie de la caja debe ser transparente y encararse al sol para suministrar calor vía efecto invernadero. Los materiales vidriados más comunes son el cristal y el plástico resistente a altas temperaturas como las bolsas para asar que se usan en las cocinas. Se utiliza doble vidrio, bien de cristal o de plástico para influir tanto en la ganancia como en la pérdida de calor.

La gente, generalmente, dice que el vidrio funciona hasta un 10% mejor que el plástico. Y hay razones para creer esto, ya que en condiciones de viento, el vidrio no deja soltar tanto calor como el plástico. El plástico, por contra, es recomendado ya que es mucho menos frágil, fácil de transportar y funciona perfectamente. Un plástico fácil de obtener es el de las bolsas de plástico para hornos. Estos generalmente están de venta en supermercados. Hay muchos otros productos que también pueden funcionar, como el Plexiglás.

Reflectores

Se emplean uno o más reflectores para hacer rebotar luz adicional dentro de la caja solar a fin de aumentar la temperatura de cocción. Este componente es opcional en climas ecuatoriales pero incrementa el resultado de cocción en regiones templadas del mundo. Para los reflectores se puede usar tanto aluminio como espejo, los espejos reflejan mejor, pero son muy frágiles y costosos.

Recipientes

Para los recipientes lo ideal sería usar los de color oscuro, de poco peso y poco profundos (un poco más profundos que la comida que va a ser cocinada en ellos). Las sartenes de metal parece ser que son mejores. Los típicos botes brillantes de aluminio, pueden pintarse de negro o volverlos negros mediante el fuego y el calor.


Las temperaturas logradas

La temperatura que puede alcanzar una cocina solar depende principalmente del número y tamaño de reflectores usados.

Una cocina solar tipo Kerr-Cole (o también llamada caja) puede alcanzar los 150º C (300º F) que es la temperatura a la que se suelen cocinar los alimentos. Incluso siendo la temperatura exterior de 1ºC, dentro del horno se pueden superar los 87ºC. No se necesitan temperaturas más altas para cocinar.

Un horno cocina perfectamente cuando alcaza los 90º C (200º F). Las temperaturas más altas solo sirven para cocinar más rápido o más cantidad y permiten cocinar en días sin mucho sol. De todas maneras mucha gente prefiere cocinar con temperaturas más bajas, ya que, pueden dejar su comida por la mañana e irse a trabajar.

 En una cocina solar tipo caja con un solo reflector, una vez cocinados los alimentos, la comida se mantiene caliente y no se quema. Es bueno recordar que la comida no puede sobrepasar los 100º C (212º F) bueno, hasta que se evapore toda su agua. Las temperaturas que aparecen en los libros de cocina solo están para conseguir un cocinado más rápido o bien para que se doren.

Si las nubes tapan el sol mientras se está cocinando, la comida continuaría cociéndose simplemente teniendo 20 minutos de sol por hora. No se recomienda cocinar carnes dejándolas solas si hay la posibilidad de que hubieran nubes.

Cocción de los alimentos 

La cocción de alimentos es un proceso que requiere temperatura y tiempo. De hecho la cocción parte a los 50 o 60ºC. Mientras mayor sea la temperaura, más rápida es la cocción. El ideal es temperaturas de 80 a 100ºC. Temperaturas mayores pueden destruir vitaminas y proteínas en los alimentos.

Hay algunos alimentos (los pescados) que se cuecen en forma óptima a muy baja temperatura. En cambio a otros, necesitan una temperatura más alta (de 135 a 145ºC) para que queden doraditos, por ejemplo, el pollo asado.

En las cocinas tipo horno no es posible freir. Esto porque si bien la cocina puede alcanzar los 180 a 200ºC, si se inicia la fritura la temperatura cae. Además en la fritura hay que ventilar bien para evacuar el vapor de agua que sale de los alimentos. Para freir con energía solar, se necesita usar cocinas con concentradores.

Por regla general, se puede calcular que con una cocina solar tipo caja con un solo reflector, la comida tomará más o menos el doble de tiempo que con un horno convencional. Como en este tipo de hornos la comida no se puede quemar, no hace falta ir a verla ni moverla mientras se cocina. Se puede simplemente dejar la comida en diferentes recipientes y encontrarla más tarde perfectamente cocinada.

Las cocinas solares de tipo caja no tienen porque girarse; al no ser que se estén cocinando legumbres, que tardan más de 5 horas.

Comidas que se pueden cocinar

Pastas: Se puede cocinar pasta en una cocina solar. Para evitar que la pasta se haga demasiado pastosa, es bueno utilizar dos sartenes. Calentar la pasta seca con aceite en una sartén; y las especias con el líquido (caldo o agua) en otra. Quince o veinte minutos antes de comértelo, júntalo todo. Si vas a utilizar salsa, caliéntala en un recipiente aparte.

Arroz: Una buena receta para probar, es un poco de arroz, ya que es fácil y queda muy diferente. En horno solar, no ocupa tanta agua.

Papas: Las papas asadas se pueden preparar fácilmente en un concentrador parabólico. Se cuecen en menos de una hora.

Pizza: Existen recetas de pizzas basadas en cocinas solares. Las más comunes hacen uso de un concentrador parabólico, aunque también puede ser usado un horno solar.

Envasado: Se puede utilizar un horno solar para envasar, pero solo frutas, los demás alimentos deben ser enlatados bajo presión.

 Uso en el mundo 

En las regiones tropicales, en España,al norte de Chile y en el sur de los Estados Unidos se puede cocinar todo el año dependiendo del tiempo. En áreas como Canadá, se puede cocinar siempre que esté raso excepto los tres meses fríos del año.

Hay estudios serios que dicen que hay unas 100.000 cocinas solares en uso solo en China e India. Hay proyectos de cocinas solares en todos los países del mundo.

La cocina solar comunal más grande del mundo se encuentra en Abu Road, India y está ubicada en las instalaciones de la sede central de la Academia Mundial Brama Kumaris y funciona satisfactoriamente desde 1999. Hay que decir que es una instalación híbrida, ya que dispone de un sistema de gasoil de apoyo que hace fiable al sistema bajo todas las condiciones climáticas. Está constituida por seis unidades con 14 concentradores parabólicos Scheffler, cada uno con 10 m2 de área de superficie de reflector y 3,5 kW de potencia.

A pesar de que las cocinas solares son muy buenas, no son ampliamente usadas porque la gente no tiene conocimiento de la posibilidad de cocinar con el sol. Los proyectos que más se han extendido han sido los que han sido desarrollados en los sitios más necesitados, en los que el clima ha sido el idóneo y donde los promotores han profundizado más.

A causa de una excesiva publicación de los defectos de estos mecanismos y de sus desventajas, en algunos proyectos de desarrollo de los años 60, muchos aun creían que la cocina solar no era factible.

Las cocinas solares de cajas de cartón pueden ser apropiadas para muchas culturas, porque los materiales son generalmente asequibles y baratos. Pero las desventajas del cartón incluyen susceptibilidades por la barrera de humedad y la carencia de durabilidad comparado con otros materiales.

La estética es normalmente importante. Las culturas que tienen como normales, las formas redondeadas pueden rechazar el concepto global de cocina solar a causa de que la caja es cuadrada. Y ciertos estratos sociales pueden rechazar el cartón por considerarlo como un material de poca categoría.

El proyecto de la cocina solar en el Himalaya indio, pagado por el Proyecto Indo-Alemán Dhauladhar, es una aplicación afortunada de los principios de la cocina solar que necesita una cultura particular. Los participantes en el proyecto Dhauladhar, gracias a la adaptación de los conceptos de la cocina solar a las necesidades y costumbres locales, demostraron un proceso de transferencia de tecnología eficaz. Los materiales proceden de la economía de mercado, de la economía local, y de economía de subsistencia no monetaria. Utilizando materiales y técnicas sencillos es fácil preparar a los constructores y ayudar a la gente a mantener sus cocinas.

La cocina solar ya ha sido probada en una amplia variedad de culturas, y uno de los objetivos primordiales es concientizar de los beneficios potencialmente espectaculares de este recurso en temas como el hambre mundial, salud y deforestación y promover la causa de la cocina solar en todo el mundo mediante la transferencia de información, distribución y tecnología.


Un poco de historia de estas cocinas

 La primera cocina solar fue inventada en 1767 por Horace de Saussure. Él hizo experimentos con el efecto invernadero y también cocinó con el sol. Solo se sabe que su cocina es de tipo horno, pero no se conoce los detalles del mismo.

La verdadera pionera de las cocinas tipo horno fue la Dra. Maria Telkes, de origen húngaro. Ella hizo trabajos fundamentales entre 1950 a 1970. Sus trabajos sirvieron de base a decenas de investigadores en todo el mundo.


Ventajas

Facilidad de uso.
No contaminan, son muy ecológicas.
No necesitan electricidad, ni combustible.
Fomenta el uso de energías renovables.
Se economiza en cuanto a dinero utilizado en la cocción de alimentos.
La tecnología y conocimientos necesarios de fabricación es muy accesible.
Existe alta disponibilidad de los materiales de fabricación.
Los materiales de fabricación son económicos.
Como frecuentemente los materiales de fabricación son sintéticos e impermeables, la cocina solar presenta un alto grado de limpieza.
Es una buena solución en lugares donde el clima permite su uso cotidiano.
Es un beneficio en países y sitios donde los recursos energéticos para cocinar son escasos o de costos demasiado altos.


Desventajas

Se requiere más tiempo para cocinar (generalmente más de 1 hora).
Depende de las condiciones del tiempo para poder cocinar. No es posible en invierno con días nublados o con lluvia.
Se requiere una temperatura elevada

Fuente Wikipedia

Opiniones (1)
23 de noviembre de 2017 | 23:09
2
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 23:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ...en 15 dias esta lista la comida. ajajajaj aguante el gas natural!
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia