Trapiche inauguró su nueva bodega

Trapiche Tributo es la nueva bodega de la compañía en Maipú y estará dedicada a la elaboración de vinos de alta gama. En su fiesta inaugural, Bajofondo sorprendió, hacia el final, a los 500 invitados con un show impecable. Los invitados, los detalles, las fotos y los videos de la noche, en esta nota.

… “Un tributo a la tierra donde crecen nuestros viñedos, un tributo a la labor de la gente que desde la vid hasta la botella, contribuye a la elaboración de nuestros grandes vinos, un tributo a las ideas y al ingenio de hombres y mujeres que dan toda su energía con pasión para el éxito del proyecto”. Con estas palabras Carlos García, presidente de Trapiche, dio por inaugurada la bodega Trapiche Tributo, en Maipú. Y agregó, “En definitiva, Trapiche Tributo nació para rendirle homenaje a quienes han sido y son los protagonistas de la historia de la vitivinicultura argentina”.

En el marco de sus 125 años, la apertura de la nueva casa fue toda una fiesta. Más de 500 invitados, entre autoridades provinciales, referentes de la industria, periodistas y cerca de 200 clientes locales, nacionales y extranjeros llegaron para asistir a una verdadera inauguración que contó además, con la actuación de Bajofondo y la presencia de Gustavo Santaolalla.

Una mirada hacia el pasado

La bodega, con un marcado estilo florentino, fue fundada en 1912 por Angel Cavagnaro; su nieta, Alicia Cavagnaro de Moyano, estuvo entre las invitadas especiales a la inauguración. “Es muy emocionante volver a pisar este suelo en donde pasé toda mi infancia jugando con mis primos y hermanos, mientras todo el personal seguía con su trabajo”, recordó. “Siento una gran alegría de estar aquí; a mi abuelo le hubiera gustado ver cómo la reciclaron y los avances que le hicieron”, comentó mientras recorría el lugar en compañía de su yerno, Coqui Cabrera.

Autoridades de gobierno, siempre presentes en los acontecimientos sociales

El gobernador Celso Jaque tenía otros compromisos que retrasaron su llegada a Trapiche Tributo. O tal vez, se le hizo tarde porque no pudo llegar a Coquimbito en helicóptero, como pretendía, y para lo cual solicitó a la organización que le reservara un playón apto para el aterrizaje. Pero desde temprano, estuvieron otros representantes de gobierno: la presidenta provisional del Senado, Miriam Gallardo; el ministro Guillermo Migliozzi, que conserva su buen humor a pesar de permanecer todavía quebrado por un accidente doméstico. “Me acompaña “el capitán Love” (archi enemigo del Zorro, en la película La Máscara del Zorro), dijo respecto al jefe de gabinete del ministerio, Juan Pablo Tari, quien llegó a ruborizarse por la broma.

El catering, una atracción para los bon vivant

Alguien que, sin dudas, disfrutó el cóctel a cargo de Jesús Cahiza, fue Pepe Cúnsolo, presidente del club Gourmet de Mendoza. No sólo probó cada una de las exquisiteces, sino que recomendó a su grupo de amigos, los platillos de la recepción. “Me gusta todo y disfruto mucho de los cócteles porque se puede saborear cada una de las preparaciones”, comentó mientras se decidía entre unas berenjenas ahumadas y una muzzarella de búfala. Claro que el grupo también probó los toc toc de melón con croutones de jamón serrano y las abundantes tablas de fiambres.

Moda: hombres transgresores vs. mujeres elegantes

Vestimenta oscura. Así lo indicaba la tarjeta de invitación. Claro que hubo excepciones a la hora de acatar la premisa. Los invitados, en su gran mayoría hombres, vistieron con traje formal y lograron arrancar suspiros femeninos. En un extremo, un cliente holandés, Fred Kruijs (foto derecha) lució un elegante traje negro acompañado con chaleco y moño color plata.

Del otro lado, algunos caballeros hicieron oídos sordos al protocolo y vistieron como acostumbran cotidianamente.

Fue el caso de algunos invitados porteños como Fabián “Zorrito” von Quintiero, Ernesto Oldenburg (hijo de la periodista Elizabeth Checa), el chef Pablo Massey y Leslie Wise, dueño de un restaurante top de Capital Federal (fotos arriba e izquierda). “No podemos cambiar 40 años del mismo estilo”, dijeron mientras posaban cancheros para la cámara y mostraban sus informales atuendos sin que nadie lograra intimidarlos.

En tanto, las mujeres estuvieron a la altura de la ocasión. Algunas con vestidos largos, otras prefirieron ir de corto, pero en todos los casos, muy glamorosas y cuidadas en su producción.

 

Veamos las fotografías de algunas de las féminas más elegantes de la fiesta de Trapiche Tributo.
 
Marina Beltrame, directora de la Escuela Argentina de Sommeliers (foto derecha), fue una de las representantes más distinguidas de la noche con un vestido largo, estilo Pucci de la diseñadora porteña  Claudia Larreta. Acompañó el modelo con un abrigo blanco manga corta y zapatos color carmín.

También, Mariana Ravalle (foto izquierda), una de las integrantes del equipo de Enología de la bodega, lució encantadora enfundada en un vestido largo, strapless de colores estridentes -fucsia y verde- que combinaron a la perfección con su bronceado.

La joven enóloga comentó que el diseño que vistió no pertenecía a ninguna marca importante y se sintió muy halagada cuando sus compañeros y algunos de los invitados la elogiaron por su acertado look entre elegante y veraniego.

 

Tributo final, la actuación de Bajofondo

Como broche de oro, Bajofondo, la banda liderada por el músico Gustavo Santaolalla hizo su aparición en escena mientras los invitados esperaban el postre. Los rumores de la actuación del grupo habían circulado durante todo el cóctel y pasada la medianoche, la sorpresa fue grata para todos. El show causó tanto furor entre los presentes que muchos no pudieron resistirse y salieron a bailar.

Santaolalla, entre agradecimientos y felicitaciones por la nueva casa, dijo “esperamos que les guste lo que estamos tocando. Aunque no sepamos muy bien qué estilo musical es, sabemos que es nuestro".


En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017