Deportes

Del Potro abandonaría el Master de Shangai

A raíz de los dolores que acarrea en los dedos gordos de sus pies, desde el US Open, el tandilense prefiere enfocarse en la final de la Copa Davis. Si mañana pierde ante Tsonga, dejaría Shangai.

Jo-Wilfried Tsonga, la final de la Copa Davis, las uñas de los dedos gordos de ambos pies y las compras en China ocupan la cabeza del argentino Juan Martín del Potro, que mañana afronta su segundo partido en el Masters de tenis de Shanghai, según informa DPA.

Tras entrenar hoy una hora en la cancha y comer, Del Potro aprovechó su primera presencia en China para dar un paseo y realizar algunas compras, para las que el jugador sacó una buena cantidad de dinero del cajero del hall del hotel Hilton de Shanghai.

"¿Cuántos pesos es esto?", preguntó antes de teclear la cifra, rodeado de algunos periodistas, su círculo de confianza y unos pocos fans chinos que le pedían autógrafos y fotos.

Del Potro vestía remera, jeans y unas zapatillas que esconden sus uñas negras y doloridas. "Me tendrían que cortar el dedo", bromea con su novia al lado. "Preguntale a ella".

Los dedos gordos de ambos pies están recubiertos de una crema para dormirlos, según cuenta. Ese remedio, sin embargo, ya no vale más, y mañana ante el francés Tsonga en la segunda jornada del Grupo Dorado del Masters será infiltrado. "La crema ya no hace nada", apunta.

Tras la derrota en la jornada inicial ante el serbio Novak Djokovic, Del Potro, de 20 años y octavo mejor jugador del año, se juega mucho ante Tsonga, otro debutante en un Masters y con un estilo diferente al de Djokovic.

"Por ahí no es tan bueno como Djokovic, pero es ’top ten’ y viene de ganar en París. No habrá tantos puntos largos. Novak es más sólido, pero Tsonga saca mejor y tiene mejor derecha", señaló sobre su oponente.

En el único enfrentamiento previo, en New Haven 2007, se impuso el argentino al francés de 23 años.

Pero en el horizonte, cada vez más cercana, Del Potro divisa la final de la Copa Davis ante España del 21 al 23 de noviembre en Mar del Plata. Por ello le preocupa la situación de sus dedos, que le hacen jugar con dolor desde el US Open, en septiembre.

Hasta que no acabe la temporada no se someterá a una leve intervención para que le extirpen las uñas, por las que sangra cada partido. El descanso antes de la Davis será básico.

¿Si pierde ante Tsonga y no tiene opciones de acceder a semifinales en la última jornada, pensará en retirarse del Masters? "Buena pregunta", dice sonriente y pensativo. "Por ahí ahora no lo pienso, tengo que ganar y ya veremos", asegura, pero luego matiza, sopesando la posibilidad: "También hay que pensar en la Davis y en los dedos".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|22:18
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|22:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic