Deportes

Independiente perdió con Talleres en Córdoba

Fue por 3 a 2, luego de ir ganando 2 a 1. Tonelotto y Gómez marcaron para el Azul. Salmerón, Zermattén y Cobelli para la T. Expulsaron a Ariel Ortega y no estará ante Olimpo.

¿Cuánto mejor hay que jugar para poder triunfar fuera de casa?, esta pregunta debe resonar por estas horas, en la cabeza pensante de los hinchas Leprosos y retumbar agudamente en su corazón.

Y no es para menos. Independiente tuvo la llave para entrar al lote de los punteros y por 15 minutos fatídicos, vio escapar sus ilusiones como arena entre los dedos.

Sin embargo, el Azul se plantó en el césped de la Boutique, con el mismo temperamento y actitud de las últimas buenas presentaciones.

Un esquema claro para crear y la misma simpleza para marcar, que lo llevaron a una buena racha de triunfos localistas. Pero afuera no puede. 

Al minuto, Gómez se escapó y su centro encontró la cabeza solitaria de Hernán Buján, para rozar el travesaño con el balón.

Una muestra gratis, del vértigo ofensivo que Independiente impondría en rodeo ajeno.

Pero el campo no ayudaba. La torrencial lluvia que había caído en tierra cordobesa, transformaba la cancha en pista de patinaje y le daba a la fortuna y oportunismo un papel preponderante cuando alguno caía.

Ni hablar del veloz Martín Gómez, que al encarar con su quinta marcha, veía sus intentos sucumbir, como tractor en el lodo.  

Talleres despertó de la siesta y se dio cuenta que debía proponer su juego en campo mendocino.

Allí la potencia de Cobelli apareció y la T inclinó la cancha. Un mano a mano del delantero, que resolvió muy bien Guzmán y una seguidilla de tiros libres fueron las más claras.

Y en el mejor momento local, Independiente golpeó. Gómez apiló hombres de derecha a izquierda, tocó el balón para Buján y este repitiendo un centro al área, ubicó al goleador Tonelotto, que de cabeza marcó el primero.    

Solo siete minutos duró la alegría y como si fuera una película repetida, Talleres empató tras un penal dudoso de Paredes a Báez.

El complemento fue otra historia. La Lepra mostró su mejor faceta y con un juego asociado de alto vuelo, devoró a su rival al punto de transformar a Guzmán en un mero espectador. Pero Independiente no liga.  

Buján remató desde la derecha y reventó el palo ante la mirada inútil de Brasca y seis minutos después, Negri, le daba al larguero tras un centro de Paredes.

Hasta el rebote le quedó al ex San Martín y este remató leve. 

Pero aparecería el destinatario de todos los comentarios e insultos de la platea local. Gómez sobrepasó en velocidad a su marcador, algo normal, se sacó de encima tres rivales dentro del área, fenomenál, y empaló el balón por sobre el arquero ante la salida desesperada del mismo, sin palabras.

El triunfo se venia para Mendoza, pero el fantasma visitante invadió a los vestidos de Azul. Zermatten empató desde 25 metros, cuando restaba poco.

Y a falta de tres minutos, Cobelli puso cifras definitivas, tras un yerro defensivo.

Independiente no logra vencer de visitante, hoy se le escapó un partido increíble.

Parece que con jugar bien no le alcanza.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:54
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016