Deportes

La partida de Simeone haría que River vuelva a las fuentes

La renuncia de Diego Pablo Simeone, conocida en México, con enojo de José María Aguilar, traería algunos cambios en River Plate.

En 1961 llegó el entrenador húngaro Emérico Hirsch y el presidente Antonio Liberti contrató, además, seis futbolistas extranjeros. La experiencia no sirvió.

En el 62 asumió Néstor Rossi, el "Patón", clásico centrojás de antaño que había dejado River en 1959 para irse a Huracán como jugador y DT. "Pipo" Rossi estuvo un año.

River fue subcampeón y cayó en diciembre con el mítico penal que Antonio Roma le atajó al brasileño Delem, dando dos pasos hacia adelante antes de tirarse hacia su derecha. Boca ganó 1 a 0 y Rossi se fue a Racing.

Tras el regreso de José María Minella, histórico entrenador en los 50, River tuvo al "Charro" José Manuel Moreno, en un interinato en el 64, luego de que la comisión directiva intentara con el DT uruguayo Enrique Fernández Viola y la adquisición de seis jugadores.

Entre otros, Roberto Matosas -33 millones de pesos cifra récord- Hugo Gatti, Juan Carlos Lallana, los rosarinos Jorge Solari y Enrique Fernández, además de Mario Bonczuk.

José María Aguilar intentó convencer en Guadalajara al popular "Cholo" para que siguiera. Algo que no hizo River en 1965 y fue a buscar al temperamental Renato Cesarini.

Trajo su experiencia europea y en dos años -junto con la gran campaña de Racing- el "River de Renato" volvió a sus fuentes: juego vistoso y eficaz. Pero perdió la final contra Peñarol en Chile y se fue.

En 1967 fracasó Juan Carlos (el Toto) Lorenzo que tampoco era "de la casa" como se dice en estos casos. Volvió Angel Labruna que había reemplazado interinamente a "Pepe" Minella, pero en la primavera de 1970 el dirigente Roberto Russo fue a Perú y contrató al Waldir Pereira "Didí", extraordinario ex futbolista brasileño que como DT había clasificado a la selección de Perú.

Lo de "Didí" tuvo un gran impacto porque propuso el ascenso de una camada de jugadores de la Tercera donde entre otros quedaron Juan José López -el favorito de "Didí"- Reinaldo Merlo, Norberto Alonso, Carlos Morete, Jorge Luis Ghiso, Joaquín Martínez, además del "Polaco" René Daulte, el "Japonés" Osvaldo Pérez y el arquero Carlos Barisio. En 1972 "Didí" renunció.

Simeone llegó a River en enero de este año luego de que se alejara -traumáticamente- de Estudiantes de La Plata. River fue campeón del Clausura con una buena defensa -algo que no funcionó en el Apertura- y la "magia" de Ariel Ortega con asistencias para goles decisivos.

La "salida" del "Burrito" Ortega quebró emocionalmente a River. La hinchada no aceptó al DT.

En los años 80 hubo tres técnicos famosos, ninguno con historia anterior en River y con resultados diversos. Le fue muy bien a Héctor Veira en la gestión del presidente Hugo Santilli.

River ganó todo entre 1985 y 86. No resultó el intento de Carlos Timoteo Griguol con "su propio manual" -de éxito probado en Ferro- y tampoco la llegada de César Menotti y la compra de ocho jugadores destacados. Griguol y Menotti estuvieron un año cada  uno.

Los ciclos de Daniel Passarella y Ramón Díaz, dos técnicos "de la casa", cambiaron de nuevo el clima riverplatense.

Volvieron los tiempos del "semillero" renovado (Juanjo Borelli, Astrada, Zapata, Berti iniciado en Boca- Jorge Vázquez, Gordillo, Silvani, Ortega, Almeyda, Crespo, Gallardo) y River ganó todo, de nuevo.

En los 90 no fue bueno el corto ciclo de Carlos Alberto Bábington cuando el "Tolo" Gallego se fue a la selección con Passarella, el presidente Alfredo Dávicce fue a buscar al "Inglés" de Huracán que había dirigido Racing en 1993. Lo reemplazó Ramón Diaz.

En diciembre de 2001 ganó José María Aguilar y en julio 2002 River no le renovó el contrató al "Pelado" Díaz. Llegó el DT chileno Manuel Pellegrini. El flamante presidente riverplatense lo veía como una especie de Alex Ferguson, el legendario técnico escocés que lleva 23 años en el Manchester United.

El ingeniero Pellegrini duró un año y medio. Lo mismo que Leonardo Astrada, hoy en Estudiantes, que lo reemplazó. Uno era "ajeno" y otro "formado en la casa". Pero los resultados no interpretan esa cultura tan particular. Sólo, determinan.

En poco tiempo se consagraron y se fueron Martín Demichelis, Javier Mascherano, Lucho González, Fernando Cavenaghi y "Maxi" López.

El vicepresidente Julio Macchi aludió a que "la nueva política riverplatense deberá sustentarse en jugadores del club en un marco de cierta austeridad", dijo. Simeone no confirmó si estará mañana en el Monumental.

Las "relaciones desgastadas" entre el técnico y varios jugadores -se irían Eduardo Tuzzio, Leonardo Ponzio, Danilo Gerlo, Mauro Rosales y el uruguayo Sebastián Abreu, entre otros- y las elecciones de diciembre 2009, condicionan el futuro panorama.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|23:04
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|23:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic