Batida: robaron el dinero para sueldos de una empresa céntrica

Con perfecto conocimiento del lugar donde guardaban el efectivo y sabiendo que este viernes se abonarían los salarios, cuatro delincuentes armados se llevaron $14.000 de la firma Yesotec, en calle Montecaseros. No hay detenidos.

En diez minutos, cuatro sujetos robaron el dinero que tenía la firma Yesotec, ubicada en calle Montecaseros al 1.100, para abonar el sueldo (semanal) de sus empleados. Los ladrones tenían el dato preciso que había una importante suma de dinero en la empresa y, además, sabían donde lo guardaban.

Sin pelos en la lengua, el propietario de la empresa, Marcelo Arriaga, fue directamente al núcleo de la cuestión: “No me cabe ninguna duda que fue una batida”. La actuación de un datero (o más de uno) le hizo perder el dinero que tenía para abonarles los salarios semanales a sus empleados.

Al respecto, en el interior del local estaban cinco empleados, a quienes les robaron todas sus pertenencias: dinero, billeteras, mochilas y celulares.

Lo sorprendente es que el atraco fue cometido a las 16.05 de este viernes en pleno centro; incluso los vecinos observaron a los cuatro delincuentes huir en dos motos.

Delincuentes preparados

Por la hora en que ejecutaron el robo, los ladrones fueron arriesgados, pero es que conocían “al dedillo” el modo de hacerse de unos buenos pesos de Yesotec y esto les daba una ventaja. Por ello es que no tardaron ni diez minutos en concretar el plan.

Entró un sujeto haciéndose pasar por cliente, “preguntando por las artesanías, las cuales están en el sótano. Esto lo hizo para asegurarse de que no hubiese nadie abajo, además de saber que las artesanías están allí”, relató Arriaga, agregando que “estos mismos delincuentes acaban de robar en otro lugar, según me comentó uno de los policías”.

Una vez el supuesto cliente se cercioró que en el sótano no había nadie, ingresó otro individuo quien se acercó a la recepcionista y le mostró un arma que tenía en la cintura. “Le dijo que sacara la llave del cajón y que fuera hasta la caja donde está el dinero, la cual tenemos escondida”, explicó el propietario para argumentar que quien ideó el asalto conocía desde adentro la empresa.

La joven acató la orden del asaltante, porque no le quedaba otra; el sujeto golpeaba con el caño de su arma la cabeza de la trabajadora exigiéndole el dinero. Muy asustada, lo condujo hacia la caja. En ese momento ingresaron otros dos delincuentes, quienes subieron al primer piso donde está la administración.

En total había cinco empleados y la madre de Marcelo Arriaga, una mujer de 72 años que también se asustó mucho. A ella la llevaron a su oficina y le sustrajeron el dinero, joyas y otras pertenencias.

Los cinco empelados que estaban en el momento del atraco sufrieron la misma suerte que la madre de Marcelo, quien contó cómo sucedió el hecho aunque él no estuvo en el lugar.

Arriaga expresó que los ladrones “obviamente sabían que hoy pagaríamos los sueldos y donde guardamos la caja con el dinero. Seguramente debe ser alguno de los obreros que contratamos para trabajos puntuales y conocen el local”, comentó.

Los asaltantes cargaron el botín y encerraron a todas las víctimas en una de las habitaciones de atrás. Escucharon desde allí que escapaban en moto, más allá de que al primer ladrón que entró lo vieron llegar en uno de esos rodados. Además, los vecinos vieron a los cuatro partir en dos motocicletas.

La madre de Arriaga y los cinco empelados lograron salir de esa habitación tras romper el tabique de la puerta. De inmediato llamaron a la Policía, que realizó el procedimiento correspondiente y dejó asentada la denuncia en la Oficina Fiscal Nº 1, de Capital, que se hizo cargo de la investigación.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 05:07
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 05:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial