Sensualidad y movimiento en clave árabe

Una reconocida escuela de danzas árabes presentó su 7ª muestra anual en el teatro Selectro. “Sahara - cuentos del desierto” fue el nombre de la presentación a la que asistieron los familiares y amigos de las alumnas. Un espectacular vestuario y un elaborado maquillaje, acompañaron cada una de las interpretaciones.

En el teatro Selectro se presentó la 7ª muestra anual de alumnas de la escuela de Danzas Arabes de Samira. “Sahara – cuentos del desierto” fue el nombre de la presentación a la que asistieron los familiares y amigos de las alumnas.

Luego de un video que se proyectó para explicar el nombre elegido para la muestra, las distintas performances fueron pasando una a una en forma de “cuentos”. Las más chiquitas interpretaron su danza con la ayuda de la profesora Samira, que se colocó entre el público para recordarles los pasos de la coreografía.

Niñas, adolescentes, jóvenes y adultas demostraron en el escenario todo lo aprendido durante el año. Siempre acompañadas de música oriental, las interpretaciones fueron creciendo en complejidad. Un grupo de jóvenes bailó con candelabros sobre las cabezas. Las velas, al moverse, dejaban caer gotas de cebo, ante el público atento y sorprendido.

 

 

 

 

 

 

Producción de lujo

El vestuario y el maquillaje merecen una distinción, ya que cada grupo que salió a escena, lo hizo con un look diferente. Los colores, los lujosos géneros, los brillos, los pañuelos y accesorios en las cabezas, y el elaborado maquillaje hicieron que cada performance causara un nuevo asombro.

La muestra estuvo dividida en dos partes: la primera, “Sahara, cuentos del desierto” contó con 8 danzas en forma de cuentos, el último fue interpretado por Samira. La segunda, “Tributo a Farid El Atrash” contó con 12 actuaciones. Para el cierre, toda la escuela participó del emotivo saludo final. El público aplaudió cálidamente y felicitó a las protagonistas que, año a año, aprenden los secretos de las danzas orientales.

Un proverbio tuareg reza que “hay tierras que están llenas de agua, para el bienestar del cuerpo; y tierras que están llenas de arena, para el bienestar del alma”. Esta fue una de las frases que Samira incluyó en el book que se entregó en la muestra, y que define al desierto, "esa tierra lisa y blanca, que no tiene dueño ni amo".

En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'