Deportes

Maradona revolucionó un barrio exclusivo de Barcelona

El DT del seleccionado no pasa desapercibido nunca, como quedó demostrado en los JJOO de Beijing. Pero lo que generó durante las pocas horas que estuvo en Barcelona sorprendió a todos.

Nadie sabía en Barcelona a que hora llegaría Maradona, ni donde pararía, pero la guardia periodística alertó a todos en la coqueta calle Paseo de Gracia, donde está el lujos hotel Majestic.

Llegado el mediodía español sólo había medios en la puerta del hotel, pero comenzó a trascender que ahí estaba Maradona y la gente se entró a mezclar con los periodistas.

Primero fueron turistas y luego algunos de los tantos argentinos que viven en Barcelona y muchos de ellos se acercaron con las camisetas celestes y blancas.

Cuando el entrenador estaba con Lionel Messi comenzaron los primeros cánticos de los argentinos, con el tradicional "que de la mano de Maradona, todos la vuelta vamos a dar".

Ya la zona donde abundan los locales de las marcas de ropa más importantes del mundo se parecía más a una esquina de una cancha de fútbol que al ’glamour’ que suponen ese tipo de sitios, al menos, para algunas personas.

"Diego salí al balcón", le gritaban los argentinos a Maradona, todos buscando retratar ese momento con quien es, probablemente, la persona más famosa del planeta.

Cuando se supo que Maradona estaba por salir la ansiedad de la gente y de los medios comenzó a aumentar, sobre todo, porque se intuía que Diego, junto a Carlos Bilardo, estaban buscando la manera de evitar el caos que se vivía afuera.

Por eso, los medios periodísticos y también la gente se repartieron los lugares de espera: algunos se quedaron en la puerta principal y otros en la de atrás, que es la del estacionamiento, la misma por donde había ingresado y se había ido Lionel Messi.

Los que se quedaron en la puerta principal pudieron observar como una chica argentina, llamada Silvana Rivarola, que vive en Barcelona, le dejaba a Maradona una carta en la recepción, que tenía el siguiente título: "Idolo, las mujeres argentinas te amamos".

"Bueno, ya está, salgamos, no pasa nada", dicen que dijo Maradona después de estar una hora dentro del hotel buscando la mejor manera de evitar el asedio.

Es cierto, no pasó nada como dijo Maradona, no murió nadie, no hubo accidentes, pero la salida del hotel del mejor de todos los tiempos fue un verdadero caos.

La cuestión es que Maradona, con la gente de protocolo de Barcelona, optaron por irse por la puerta de atrás del hotel, pero igual allí la gente era mucha, como también los periodistas.

Gritos, pedidos de fotos, la gente de prensa tratando de hablar con Diego provocó que todo fuera un descontrol, con muchos empujones, pero pese a eso Maradona habló con los medios, hasta que dijo "muchachos, así no se puede" y se subió al auto que lo llevó hasta el aeropuerto de Barcelona.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|23:37
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016