Un nene de 8 años murió desangrado al accidentarse en el colegio

El pequeño se accidentó cuando participaba en un juego colectivo denominado "La búsqueda del tesoro" en una escuela de la localidad bonaerense de José C. Paz. Al tratar de ubicar un objeto que estaba oculto, el niño subió a un inodoro, pero el artefacto se quebró y le provocó un profundo corte en el cuello que le causó finalmente la muerte en pocos minutos.

Un niño de 8 años murió desangrado al sufrir un grave accidente en el interior del baño de una escuela privada de la localidad bonaerense de José C. Paz, al noroeste del Gran Buenos Aires.

El pequeño se accidentó cuando -aparentemente- participaba en un juego colectivo denominado "La búsqueda del tesoro".

En ese momento, al tratar de ubicar determinado objeto que estaba oculto, el niño subió a un inodoro, pero el artefacto se quebró y le provocó un profundo corte en el cuello que le causó finalmente la muerte en pocos minutos.

Según publicó en su edición de hoy el matutino Diario Popular, los detalles del episodio fueron relatados por Cecilia, la tía del chico, identificado como Facundo.

El pequeño, apodado "Toto", era el único hijo de un matrimonio de profesores de educación física.

La tragedia se registró ayer a la mañana en un instituto de educación privada, donde el pequeño concurría desde el jardín de infantes.

Por decisión familiar, los restos del niño no fueron velados y directamente sepultaron el cuerpo en un cementerio de la localidad de Moreno.

"Estamos destrozados, no sabemos qué decir, ni cómo reaccionar", dijo Cecilia en declaraciones al matutino.

La tía del menor relató: "Algunos chicos nos dijeron que estaban jugando a buscar un tesoro, pero aquí lo más importante y que indigna es que los padres de Facundo pagaban religiosamente la cuota, y lo menos que se puede esperar es que los nenes estén protegidos, pero la realidad con Toto es que al momento del accidente estaba solito".

La mujer explicó que "los compañeritos de Facu contaron que salió del baño caminando solito, agarrándose el cuello con las dos manos, porque le salía muchísima sangre", y remarcó que "en ese estado, sin ayuda alguna, caminó hasta la dirección del establecimiento para pedir ayuda".

"Luego de ocurrido el hecho, una vez confirmada la muerte de Toto, nadie de la escuela se acercó para solidarizarse o contarnos cómo pudo pasar esto", se quejó Cecilia.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 09:45
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 09:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes