Los créditos de “buena fe” y un banco lejos de los vaivenes de la Bolsa

En Mendoza hay más de 400 promotores de microcréditos “de buena fe”. Se entregan 500 pesos y se cobran cuotas semanales. El recupero en 2 años alcanza al 95 por ciento. Se reunen los responsables del sistema en Córdoba este fin de semana.

En Mendoza hay 93 organizaciones que forman parte de un total que llega a las 600 en todo el país, que promueven microcréditos y, de esa manera, promueven pequeños emprendimientos que dan solución a requerimientos básicos.

Todos, los de aquí y los de 20 provincias, se reunirán en la localidad cordobesa de Embalse, como parte de la experiencia que se ha denominado “Banco Popular de la Buena Fe”, una iniciativa estatal que se motoriza con organizaciones sociales.

El encuentro nacional se iniciará el 7 de noviembre y se extenderá hasta el 9 y el tema central será: “Trabajo, Organización y Patria para todos”.

Quienes sostienen el sistema señalan que  “se propone aportar una metodología de trabajo que promueva el fortalecimiento del tejido social, alentando el autoempleo y los emprendimientos productivos, contribuyendo así al desarrollo de una economía más solidaria”.

Por ello, se indicó que el otorgamiento de los microcréditos se realiza con una “metodología participativa y garantía solidaria”, instrumentos que consideran “imprescindibles en la construcción de nuevas alternativas laborales en el marco de la economía del trabajo”.
Los mendocinos que viajan a Embalse son 216, pero los impulsores del sistema superan los 400 en la provincia. Se trata de emprendedores, promotores y referentes de organizaciones que ya han otorgado aquí más de 7000 microcréditos desde el año 2006.

De todos ellos, se ha obtenido un recupero que alcanzó al 95 por ciento, lo que demuestra que si hay algo en el fondo del proyecto y en la gente beneficiada es, precisamente, “buena fe”.
Los emprendedores se nuclean en grupos de 5 personas, recorren un proceso de capacitación, elaboran sus proyectos junto al promotor y se les entrega un microcrédito inicial de hasta 500 pesos, que lo devuelven en cuotas semanales sin ningún tipo de interés.

Una vez que el emprendedor cumplió con la devolución del microcrédito inicial puede acceder a lo que se denomina recrédito y se le entrega hasta mil pesos.  Y se trabaja con lo que denomina "garantía solidaria", lo que significa que el grupo es garante de cada solicitante y lo que se estimula es que a partir de la "palabra empeñada" el emprendedor se apoye en la organización de base y en sus compañeros de grupo.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 01:52
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y pensar que yo creía que sobre economía social estaba todo hecho e inventado y de repente hace unos años apareció un puñado de voluntades que hicieron cambiar un poco el rumbo de los pobres que quieren aparecer; y por distintas razones no se los tenía en cuenta, hoy si tienen espacio y muy bien ganado con su esfuerzo . Este es un muy buen programa que no hay que desperdiciar mas allá de quienes lo manejen , es la herramienta justa para sumarse a la "lucha" contra la pobreza sembrada por injustas políticas sociales que se retrotraen a viejos tiempos y no tanviejos . Y como se dice en la cancha: "y de la mano de este banquito todos la vuelta vamos a dar " Y saliendo de esta chansa y poniéndonos un poco mas profundo, tenemos que destacar el acierto que tuvo el ministerio de desarrollo de la nación en promulgar estos nuevos paradigmas aplicables con una transferencia metodológica simple y no tediosa que sirve y mucho a este nuevo sistema de prestar y devolver sin tener que recibir nada a cambio . De esta manera a nuestro banco es muy difícil que lo alcance la crisis, al contrario, va a salir a respaldar a la economia convencional que seguramente dejará vapuleada de nuevo a la sociedad trabajadora de este país; y el éxito también se lo debemos a las ONG que demuestran grandeza y capacidad para manejar estos programas y no solo sirven para bingos kermeses, campeonato de futbol o bailes sociales . quedó demostrado que no hace falta tanta estructura y acartonamiento para hacer funcionar este tipo de programas . es un orgullo para los argentinos y espero que lo sepamos cuidar;y; estoy convencido que este tipo de políticas nos ayudará a sacar este elefante enterrado en el barro . UN PATRIOTA
    1
En Imágenes