Detienen a tres delincuentes vinculados a robos de blindados

Dos de ellos están imputados por el robo al camión blindado del banco Regional de calle San Martín y se habían fugado de Contraventores. Por su parte, Mario Díaz está sospechado de haber participado del intento de asalto en la Universidad Maza, episodio en el que fue asesinado el cabo eduardo Correa.

Juan Carlos Carmona y Cristian Mercado Montes dormían plácidamente en la cama de una vivienda ubicada en el barrio Los Cerros. Estaban tranquilo, porque –de acuerdo a lo convenido- Mario Díaz permanecía atento en la parte delantera de la casa, apostado sobre un sillón y alerta ante cualquier movimiento irregular. Pero Díaz se durmió, y no pudo reaccionar ni avisarle a sus compañeros cuando la policía irrumpió en la casa, que no era de ninguno de los tres sino que la usaban como aguantadero.

Carmona y Mercado son los dos delincuentes que aún permanecían prófugos desde la noche del domingo 3 de agosto, cuando junto con otros cuatro malvivientes con quienes estaban alojados en la celda de Contraventores, lograron huir por un ducto de ventilación que da hacia calle Belgrano. Los dos asaltantes están imputados por el mega golpe al camión blindado del Banco Regional de calle San Martín y San Lorenzo, ocurrido el 23 de mayo, y se los buscaba intensamente desde aquella noche de agosto, cuando lograron huir, episodio que despertó numerosas suspicacias.

Por su parte, Mario Díaz Rivero –“Marito”- es un viejo conocido ya de los uniformados y en numerosas oportunidades ha permanecido alojado en el calabozo. La última de sus detenciones tuvo lugar en una casa de calle San Juan, la misma noche que Carmona, Mercado y los otros delincuentes que luego huyeron de Contraventores. Sin embargo, una vez que se corroboró que él no había tenido participación en el asalto al blindado, se lo derivó a la Unidad 32, donde quedó unos días detenidos por una causa relacionada con drogas. Pero recuperó la libertad y, de acuerdo a la información que manejan los investigadores –que también lo buscaban desde hace ya un tiempo- estaría vinculado con el intento de robo a otro camión blindado, el de la sucursal del Regional de la Universidad Maza. En aquella oportunidad, los delincuentes asesinaron al cabo Eduardo Correa, quien se encontraba custodiando el camión de caudales.

Díaz Rivero tiene un frondoso prontuario y, junto con Carlos Molina Vallejos y Jorge Ramos Olarte estuvieron sentados en el banquillo de acusados en el juicio por el asesinato de Susana Cruz de Rubino. Finalmente, “Marito” fue absuelto por la Justicia. 

Otro robo planeado
Según confirmó el propio ministro de Seguridad, Carlos Ciurca –quien esta mañana se acercó a la sede de Investigaciones minutos después de que los delincuentes sean trasladados-, es muy probable que los delincuentes detenidos hayan tenido planeado cometer otro resonante asalto durante el día de hoy.

Esto se desprende a raíz de las armas que se secuestraron en el lugar y de su grueso calibre. Es que, junto a los delincuentes, los uniformados secuestraron un revólver Mágnum 357, una pistola calibre 40 y otra de 9 milímetros.

Además, en el lugar encontraron camisas y ropa similar a la que utilizan los guardias de seguridad privada, por lo que no descartan que en el robo que tenían previsto perpetrar hayan tenido la intención de actuar disfrazados de guardias.

Asimismo, informaron que Díaz Rivero –que era quien tenía que hacer de campana- fue encontrado por los policías durmiendo en un sillón y, al requisarlo, encontraron que tenía el arma cargada detrás del respaldo.
Opiniones (1)
24 de agosto de 2017 | 02:59
2
ERROR
24 de agosto de 2017 | 02:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mírenles las caras a estos vagos, no les dá más que para robar las bolsas del super a las viejas. Quién o quiénes están detrás?. Los desocupados de la purga de Cazabán y Lafalla?, algunos cerebros deben haber, porque estos son los que gatillan y corren.
    1
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.