Los negros en la historia de Mendoza

Fueron traídos al Río de la Plata más de 2 millones de negros. El ejército de San Martín se nutrió de negros a quienes se les compró la esclavitud. Y fueron los negros quienes desarrollaron la música en Mendoza y los que interpretaron, pro primera vez fuera del país, nuestro Himno Nacional. Sin embargo, decir "negro", hoy en día, es casi un sinónimo de desprecio.

“McCain no hubiera comprado nunca un prendedor aquí; Barack sí lo hizo”. Con esas palabras, los vecinos de la localidad keniana de Kogelo ilustraron, en declaraciones que el día de los comicios en los Estados Unidos hicieron al diario Daily Nation en Nairobi, una realidad y una ilusión: un hijo de esa tierra, ya no como esclavo sino como “jefe”, está haciendo historia en América.

Una mujer trataba de explicar, en la tarde del martes 4 de noviembre a una cronista de la CNN, cómo estaba viviendo la zona del Harlem la posibilidad cercana del triunfo de Obama, pero no podía. "Estamos esperando este momento...desde siempre", resumió, mientras las imágenes mostraban algo así como lo que en la Argentina sería una espontánea salida rumbo al Obelisco. 

El triunfo de un negro en las elecciones estadounidenses, más allá de los análisis políticos, tiene un simbolismo social tan potente que no solo da la vuelta al mundo, sino que también atraviesa a la historia y nos lleva a recuperar aquella parte que se olvidaron de contar los que ganaron.

Una de esas cuestiones que quedaron en el olvido y que han sido rescatadas sólo por historiadores recientes, es la presencia de personas de raza negra en Mendoza.

¿Cuántos saben que, tal vez, por nuestra propia sangre mezclada puede circular también algo de aquel espíritu africano que, casi repentinamente, se borró de la historia?

Es una curiosidad no resuelta por qué en dos naciones siamesas como Argentina y Uruguay la raza negra tuvo destinos tan diferentes. Allá, perdura en las calles y en la cultura. Aquí no.

En la historia mendocina fueron los negros quienes hicieron, por ejemplo, un aporte sustancial a la música.

Roig, Lacaste y Satlari cuentan en “Mendoza a través de su historia” que ya “Damián Hudson en su libro Recuerdos históricos de Cuyo, nos habla sobre las tertulias en casa del terrateniente mendocino Rafael Vargas. Con respecto a la banda de música integrada por negros esclavos, nos dice que ´también amenizaban con música las noches que tenía señaladas en la semana para sus espléndidas tertulias, donde ostentaba abundante vajilla de plata y porcelana de China´.”

Abundan al respecto, señalando que “los 16 negros escla

vos –que formaban la banda– habían sido enviados por Vargas para que estudiaran música con Víctor de la Prada en Buenos Aires (...)” por lo que “podemos afirmar, que en Mendoza la primera banda de músicos profesionales, que leían partituras, estuvo formada por esos 16 esclavos negros. Esta fue la primera banda que ejecutó el Himno Nacional Argentino en un país extranjero”.

Sobre esto, la revista Todo es Historia, que dirige Félix Luna, ha señalado que eEn el Museo Histórico Nacional de Santiago de Chile se conserva un óleo que representa la Batalla de Chacabuco, obra del pintor losé Tomás Vandorse del año 1863. En este cuadro vemos a la banda del Batallón N° 8, integrada por unos 30 músicos, todos negros y colocados detrás del batallón que está cargando a los realistas en ese momento”.

El historiador Juan Carlos Coria señala que “los negros estuvieron presentes en el Río de la Plata a bordo de los primeros buques hispanos que surcaron sus aguas. Posiblemente los primeros correspondan al embarque que hizo Diego García en la expedición de Juan Díaz de Solís. También estuvieron presentes con Caboto, Pedro de Mendoza, Juan Ortiz de Zárate, etc.”

Sobre la cantidad, escribió en el portal Educ.ar que “cálculos realizados sobre el ingreso de negros esclavos desde las costas de Brasil entre 1606 y 1655, dan un total estimado de 26.650, que en realidad es mayor, por las deficiencias que presentan los documentos existentes en el Archivo General de la Nación y además por la pauta anterior. Por todo ello es posible calcular que el número correcto de negros esclavos ingresado llegó a superar los 160.000, correspondiendo una estimación de casi 135.000 a los ingresados de contrabando”.

Sin embargo, los datos históricos completos dan cuenta de que no sólo superaron los 2 millones, sino que en su mayoría de radicaron en el interior del territorio, y no en Buenos Aires.

Es el mismo Coria quien afirma que “una estimación moderada de la cantidad de negros esclavos ingresados por la región del Plata desde la refundación realizada por Garay hasta 1813, da la cifra de 2.358.520, ingresos”.

De paso a Chile

Mendoza fue el camino para la entrada de esclavos negros a Chile y, por lo tanto, un punto importante en el comercio de personas.

El sitio sobre historia “Viento del Sur”, del vecino país, da cuenta de esto: “La ruta de acceso partía desde Buenos Aires, pasaba por Cuyo hasta llegar a Mendoza y de allí cruzaba la cordillera hasta el valle del Aconcagua, donde los negros eran derivados a Santiago o Valparaíso”.

Soldados de San Martín

Juan Carlos Bataller, al analizar por qué desaparecieron los negros de la vecina provincia de San Juan, trae a colación que el ejército libertador de José de San Martín se nutrió de ellos para la tarea emancipadora.

“El ejército de los Andes –escribió el mencionado autor- se formó con tropas de los ejércitos del norte y del litoral, con la base para la caballería de los cuatro escuadrones del regimiento de Granaderos a Caballo (creado por San Martín), pero el mayor aporte lo hizo la misma Cuyo, con un gran número de voluntarios, incluidos los negros esclavos y los libertos, que hasta entonces poco eran tenidos en cuenta”.

A ello agrega el dato de que “Mendoza aportó 270 negros, valuados en 62.875 pesos y San Juan 230, valuados en 72.600. San Luis argumentó ´escasés de negros y que la mayoría eran artesanos´ y sólo entregó 42 esclavos”.

Bataller recuerda que hay en la historia testimonios que indican que “así, y a pesar de la antipatía manifiesta hacia el decreto de reclutamiento, la orden se cumplió y los esclavos conformaron el Regimiento número 8, al mando del general Soler".

Y, según el historiador alemán Eckart Kroneberg, “los más valientes, los más audaces hombres del General tienen la piel negra, porque San Martín ha comprado la libertad a estos esclavos africanos con las múltiples donaciones recibidas, para reforzar con ellos su Ejército Libertador. Estos negros aceptan gustosos la nueva esclavitud que, en caso de triunfar, los llevará a la libertad”.

¿Por qué desaparecieron?

El ya mencionado Bataller escribió su teoría de por qué desaparecieron los negros en Cuyo.

Sostiene, entre las causas, las siguientes:

• La terminación de la introducción masiva de negros esclavos.

• La alta tasa de mortalidad, por razones de higiene y alimentación.

• La incidencia de las guerras de la Independencia, civiles y contra Brasil y Paraguay que diezmó la población varonil. El progresivo aumento de la inmigración blanca europea.

• La tendencia a blanquear a los hijos que manifestaron las mujeres de color al aceptar formar pareja estable o no, con hombres blancos. De esta manera lograban la equiparación social de los hijos permitiendo su acceso a sectores que estaban vedados a las personas de origen africano o indio, por ser provenientes de la esclavatura o las castas.

• A lo anterior hay que agregar el agravamiento de la situación laboral, alimentaria, sanitaria y social del negro, mulato o pardo que quedaba en condición de libre, acompañando de manera paralela a la situación de la población aborigen, también en disminución y de relegación social, en una sociedad regida por el blanco.

• El esclavo libre perdía la protección de la casa patronal y quedaba liberado a las inseguridades de la sociedad liberal, que si bien le daba una libertad, no la compensaba con protección sanitaria, educacional ni le proporcionaba trabajo con una remuneración que le permitiera solventar las necesidades mínimas del vivir cotidiano.

¿Qué es u negro hoy en Mendoza o en la Argentina? La sola pregunta remite a respuestas

clichés, automática casi: brasileño, vendedor senegalés, candombe.

Pero también tiene acepciones dramáticas, que incluso pretenden sumarse al humor, como la igualación de negro con peronista, con grasa, la utilización despectiva de lo criollo y hasta la frase más común del lenguaje sectario que supimos conseguir los argentinos: “negro de mierda”.

Un negro asumirá la presidencia de los estados Unidos, 40 años después de la muerte de Martin Luther King. Cuarenta y cinco años pasaron desde que un negro le dijo a la humanidad: “Tengo un sueño”.

Ojalá no tuviéramos que hacer esta distinción racial; sería porque no existiría la segregación. Pero como existe, lo sucedido parece increíble y es histórico.

Mendoza fue uno de los lugares del país con mayor cantidad de negros. Y ese espíritu libertario, triunfador que se vive en algunos lugares del mundo podría habernos contagiado con más fuerza si no se hubiese hecho todo lo posible para que de la famosa mezcla de razas, solo quedáramos los más claritos.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|15:30
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La verdad que cada dia me soprenden mas en MDZ. Muy buena la nota y excelente informacion
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016