Murió el estudiante que se había accidentado en Bariloche

Los padres de Martín Andrés Filipit, que estaban junto a él en Bariloche, decidieron que se lo desconectara del respirador artificial y que sus órganos sean donados para ser trasplantados. El jueves pasado, el joven se resbaló antes de llegar al refugio Laguna Negra y cayó 60 metros.

El estudiante que se había accidentado la semana pasada en Bariloche, mientras disfrutaba de su viaje de egresados, murió finalmente en las últimas horas, según confirmaron aquí las autoridades del colegio al cual asistía, en el barrio de Parque Avellaneda.

El director de la escuela, José María Leonfanti, señaló que los padres del joven estudiante, que estaban junto a él en Bariloche, decidieron que se lo desconectara del respirador artificial y que sus órganos sean donados para ser trasplantados.

Además, dijo, en declaraciones a un canal de TV por cable, que la familia de Martín Filipit decidió "cremar los restos allá mismo, en Bariloche".

En tanto, mañana, cuando lleguen sus restos a Buenos Aires, "su familia pidió que las cenizas sean depositadas acá en la Parroquia, donde tenemos un cinerario donde se pueden dejar".

"Esta es una escuela de barrio, a la que Martín venía desde muy chiquito. Tiene dos hermanos, uno en la primaria y otro en la secundaria; esta es su casa", señaló el directivo.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 22:14
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes