Misterioso y cruento homicidio de una pareja en Guaymallén

Ambos se dedicaban al negocio del ajo. Fueron asesinados a golpes en sus cabezas este domingo. El móvil del doble crimen por estas horas es una incógnita. En el lugar del hecho había signos de violencia y señales de que las víctimas intentaron resistirse. Pero no hubo saqueo de pertenencias.

Una mujer mendocina de 27 años y un brasileño de 40 fueron asesinados este domingo en una coqueta vivienda de calle Libertad, en Guaymallén. Los ultimaron a golpes en el interior de la casa, al parecer, durante la madrugada. El móvil de este doble crimen es un enigma para los investigadores.

El mismo jefe de Investigaciones, Juan Carlos Caleri, manifestó que “todas las hipótesis son tenidas en cuenta”. Es decir, podría ser un homicidio por negocios, venganza, pasional y también para robarles. En este último caso, las muertes tendría relación con las actividades comerciales de las víctimas: se dedican a la exportación de ajo.

Por esas razones es que las primeras horas de investigación han sido inciertas para los investigadores, que llegaron a la calle Libertad 1.545, de Guaymallén, alrededor de las 13.30, minutos después de que los padres de la víctima mujer llamaron a la Policía.

Los progenitores encontraron a su hija Laura Ginar, de 27 años, y a Ego Sterlin, un brasileño de 40 años, en la vivienda contigua del mismo terreno; allí residía la joven. Habrían sido asesinados durante la noche, ya que ella estaba vestida pero el varón en calzoncillos, indicaron fuentes ligadas a la pesquisa, quienes también afirmaron que eran pareja.

La escena del crimen fue el dormitorio. Aunque hay un hermético secreto de sumario dispuesto por el fiscal de Instrucción Alejandro Iturbide, trascendió que a las víctimas las golpearon en sus cabezas con un elemento contundente pero hubo resistencia, ya que había “signos de violencia en la habitación, debido a que se habrían resistido y los cuerpos fueron arrastrados durante el ataque”, comentó uno de los investigadores.

En la casa donde se produjeron los asesinatos vivía Laura Ginar y su hijo de tres años. Fue el pequeño quien por la mañana encontró los cadáveres. Salió shockeado, por lo que acaban de ver sus ojos, hacia la casa de sus abuelos, quienes viven adelante.

¿Conocidos?

La disposición de la propiedad cobra importancia para los investigadores. Se trata de un terreno que atraviesa toda la cuadra; adelante viven los padres de Laura y atrás ella. Para ingresar a las viviendas deben abrir un portón de rejas, o en su defecto saltarlo. Sí está claro que quien ultimó a la pareja escapó por la parte de atrás.

Es por ello que los pesquisas no descartan que el o los atacantes podrían ser conocidos de las víctimas. Esta teoría cobra fuerza porque los padres de la joven, que viven a escasos metros, no escucharon nada. Pero no se descarta que los atacados fueran sorprendidos por sus victimarios.

Los cabos que intenta atar los investigadores es si el doble homicidio tiene que ver con la llegada del brasileño a Mendoza. Arribó a la provincia el sábado y, aunque tenía una relación amorosa con Ginar, Ego Sterlin se dedicaba a la exportación de ajos, mientras que ella poseía un galpón que es utilizado como depósito.

Cuando se le consultó al jefe de Investigaciones si habían robado algo de la vivienda, Caleri sólo mencionó que “hay un elemento que falta”.

Se refería a una valija que encontraron tirada en la calle que da a los fondos de la casa. Esa valija, casi sin dudas le pertenecía a Esterlin, ya que el sábado llegó a Mendoza. Lo que aún no se sabe es qué había en esa valija, o si la tiraron porque aquello pretendían encontrar en ella ya no estaba.

En tanto, la hipótesis del crimen pasional no está descartada. Sin embargo, alrededor de las 16 llegó a la casa el ex esposo de la mujer y padre del niño; trascendió que le avisaron telefónicamente.

Sucede que al establecer el móvil del doble crimen los investigadores serían conducidos hacia los sospechosos, que por el momento no los hay. Por esta razón, tardaron varias hoas en retirar los cadávares porque el fiscal no autorizaba el traslado de los mismos al Cuerpo Médico Forense. Pretendia recavar la mayor cantidad elementos posibles que ayuden a la investigación.

Entre ellos, se levantaron las huellas digitales de la camioneta del brasileño que estaba estacionada al lado de la casa donde fue asesinado. Estas pruebas podrían ser útiles para establecer si alguien más llegó con el brasileño ayer a la vivienda.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 18:12
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 18:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes