Deportes

Ortega se florea en Mendoza y en River lo extrañan demasiado

Mientras el Burrito se encargó este sábado de jugar su mejor partido desde que llegó a Independiente Rivadavia, en River piensan como nunca en sus gambetas y talento.

Paradójicamente este domingo, Ariel Ortega vivió su mejor actuación desde que está en Independiente, mientras que River se hundió aún más en el fondo de la tabla del torneo Apertura de AFA.

La fraternal ligazón que Ariel Ortega mantiene con River Plate no es un descubrimiento de estos días. Incluso es tan importante la figura del Burrito para los hinchas millonarios, que ven en el regreso del diez su primavera y lo reclaman incesantemente.

Al mismo tiempo, desde el otro lado del territorio argentino y con los relojes mostrando una hora menos, Ortega se florea en lo que significó su mejor partido vistiendo la casaca azul.

Alegría para algunos, decepciones para otros y un jugador de fútbol que se transforma en Tótem, objeto de veneración para aquellos que ven en un jugador de 34 años, la solución a todos sus problemas.

Fue muy bueno lo del Burrito ante Aldosivi, siendo el conductor permanente de los avances, gambeteando como en sus mejores épocas y tirando tacos que invitaron al más criticó, a romper sus manos en aplausos.

Era hora de algo así. En Mendoza a Ortega lo estaban esperando. Y una tarde de sábado llegó. Con buen juego y relevancia, como para creer que todavía puede y que lo pasado no fue bueno por distintas situaciones.

Y desde River lo extrañan. No será el salvador pero sí el conductor. Incluso más que un conductor en la cancha, sino de un grupo sin cabeza, que deambula por las canchas y hace tiempo perdió el rumbo.

Es el mejor momento del Ortega versión Azul. Es el peor momento del River sin su diez.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:47
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016