Deportes

Obama y McCain también polarizan el deporte en EEUU

E l combate "Obama versus McCain" tiene del lado opuesto de la balanza a infinidad de estrellas del deporte, que desde hace meses expresan sus simpatías por uno y otro aspirante a la Casa Blanca.

La batalla presidencial entre el candidato demócrata Barack Obama y el republicano John McCain tiene polarizado también al mundo atlético en los Estados Unidos, como si se tratara de un duelo deportivo entre dos contendientes que definirán la corona el próximo 4 de noviembre.

Datos provenientes de los dos partidos señalan que, para respaldar a los contendientes, los deportistas estadounidenses han donado cerca de medio millón de dólares, un récord en la historia de los comicios de Estados Unidos.

De la cifra están excluidos los deportistas extranjeros, que como el resto de los competidores foráneos no pueden legalmente donar dinero a las campañas, aunque se inclinen por alguno de los aspirantes políticos. Ese podría ser el caso de los hermanos españoles Pau y Marc Gasol, así como el argentino Manu Ginobili en la NBA, el beisbolista dominicano Manny Ramírez o el futbolista inglés David Beckham, entre otros.

Jugador de baloncesto en sus años de juventud, el senador Obama comprendió desde el principio la importancia del "voto deportista" y no perdió tiempo en expresar su agradecimiento a los que se sumaban a sus filas: "Les doy las gracias a los atletas, pues tienen la habilidad de alcanzar un público no necesariamente asiduo al debate político".

Con un 76 por ciento de jugadores negros, la NBA ha sido un bastión eminentemente favorable a Obama. También la directiva de la liga aportó 24.360 dólares al aspirante demócrata a la presidencia.

Medios de prensa señalan que el astro LeBron James recolectó 20.000 dólares para la campaña de Obama. Sin embargo, otras fuentes indican que el dinero lo entregó a una institución que apoya la candidatura del senador de Illinois, pero no directamente a los fondos de campaña. El máximo autorizado en forma individual es 4.600 dólares (2.300 en las primarias e igual cantidad en la campaña presidencial).

A James también se le vio como maestro de ceremonias en un concierto para recaudar fondos a favor del candidato presidencial demócrata, quien reunió 150 millones de dólares en septiembre y más de 600 millones desde enero, dos records de recaudación en unas elecciones. El total significa más del doble de su rival republicano en el mismo período.

Charles Barkley, ex superestrella de la NBA y ahora analista deportivo en televisión, mostró sus simpatías por el contendiente de Illinois. Además de asistir a la convención en la que Obama resultó elegido el candidato del Partido Demócrata a la presidencia, Barkley dijo sin tapujos ante las cámaras de la cadena televisiva "CNN": Los republicanos "me enferman el estómago".

Una frase que ilustra el carisma de Obama la pronunció Baron Davis, jugador de Los Ángeles Clippers, quien estuvo al frente de la campaña del senador por Illinois entre los jugadores de baloncesto: "Si él no los conmovió fue porque probablemente el sonido estaba apagado".

No menos importante fue el respaldo a Obama de otras relevantes figuras del baloncesto como Abdul-Jabbar y Michael Jordan, así como del golfista Tiger Woods, el mejor jugador del mundo en la actualidad.

Carente de antecedentes deportivos, el senador McCain posee sin embargo fuertes vínculos con importantes figuras del mundo atlético que hicieron donaciones, manifestaciones y apariciones públicas en actos a favor del aspirante del Partido Republicano.

Para añadir un tinte atlético a la lucha, Sarah Palin, compañera de fórmula de McCain, se ha calificado a sí misma como "hockey mom" (madre del hockey sobre hielo), un deporte con muchos adeptos entre los republicanos, como lo demuestran la inclinación de 4 a 1 favorable al senador de Arizona entre los jugadores de la liga profesional, la NHL.

Una figura de gran "linaje" entre los beisbolistas que se afilia con McCain es el lanzador Curt Schilling, de los Medias Rojas de Boston. Además de aportar 2.300 dólares, grabó un video en el que señaló: "No puedo pensar en una persona más fina para ser el presidente ahora". Schilling tiene en común con el aspirante republicano que su esposa luchó también contra un cáncer de piel.

Del lado de Obama, el primera base Derrek Lee, de los Chicago Cubs, donó junto a otros familiares 6.900 dólares a la campaña del aspirante demócrata: "Esta es la vez que más seguido una carrera presidencial, por mucho. Mi familia ha estado conmigo y realmente hemos conectado con Obama", afirmó.

No quedó al margen del contrapunto político David Stern, el comisionado de la Major League Baseball (MLB). A nombre de él y su esposa entregó a la campaña de Obama un cheque por valor de 4.600 dólares en las primarias y otro idéntico cuando se inició la carrera por la Casa Blanca.

A favor de McCain igualmente se expresaron los dueños y gerentes de la liga de fútbol americano (NFL). Pero entre los jugadores, donde el 67 por ciento son negros, existe mayoría demócrata.

Jack Brewer, un ex jugador, creó la iniciativa "Jugadores de la NFL por Obama" y otras dos otroras prominentes figuras como Jerome Bettis y Franco Harris, de los Pittsburgh Steelers, ofrecieron un simbólico regalo a Obama: una toalla en la que puede leerse "Yes, We Can" (Sí podemos), el lema de campaña del demócrata.

En contraposición a la idea de Brewer, varios equipos de la propia liga recolectaron fondos para McCain, el principal de ellos los Chargers de San Diego, que alcanzaron una suma de 23.500 dólares. Igualmente, Jerry Jones, propietario de los Dallas Cowboys, ayudó a recolectar entre 50.000 y 250.000 dólares organizando eventos.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|19:32
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic