Peronóspora de la vid, un mal evitable

Como todos los años, los productores atraviesan ésta época del año con incertidumbres y plegarias con respecto a condiciones climáticas que puedan afectar su cultivo. Si bien es cierto que poco se puede hacer para modificar el clima de un lugar, también lo es, el hecho de realizar todo lo que esté a nuestro alcance para impedir daños que disminuyen nuestros rindes.

La “peronóspora de la vid”, causada por el hongo Plasmopara viticola, es una enfermedad endémica en nuestra zona, es decir, está presente todos los años. Por ésta razón, cada temporada, es necesario mantener la sanidad de los viñedos aplicando tratamientos preventivos para evitar sus efectos indeseables.
El patógeno ingresa a través de los estomas, y afecta todas las partes verdes de la planta, hojas, racimos y brotes.

Síntomas:

En hojas:”mancha de aceite”, eflorescencia blanca en envés de la hoja (si hay condiciones de humedad), y posterior necrosis hacia el final de la vegetación “manchas en mosaico”. En ataques fuertes se puede llegar a la defoliación total.

En racimo: En floración, se cubre de fructificaciones del hongo, las flores ennegrecen y mueren. El raquis se dobla en “S”, se oscurece y luego se seca.

Luego del cuaje, con”bayas tamaño pimienta”, éstas se cubren de eflorescencias grisáceas. Luego, “bayas tamaño arveja”, éstas se tornan color castaño y se arrugan.
                       
En brote: manchas castaño oscuras. Luego el tejido muere.

Daños:
 
Cuantitativos y cualitativos. Los primeros cuando el ataque se produce sobre racimos (ataque en Floración), y los segundos cuando se produce sobre hojas, provocando disminución de actividad fotosintética, dificultad en maduración de racimos, y menores reservas futuras de energía para la brotación del año siguiente. Los daños cualitativos, también indirectamente disminuyen los rendimientos.

Las condiciones favorables para el desarrollo de éste hongo son: humedad relativa elevada, temperaturas superiores a 12 ºC para la infección primaria, presencia de brotes jóvenes de longitud mayor a 10 cm.

 Para que se produzca infección secundaria se necesita la presencia de H2O libre (condensación, rocío, lluvia, etc.). Con Temperaturas superiores a 30ºC no se produce infección secundaria.

Suelos con alta presencia de malezas y húmedos, favorecen posibles ataques del patógeno. También deberán evitarse canopias muy cerradas, y por ende con falta de aireación.

Variedades como Pedro Ximénez, Criolla grande, Cereza y Moscatel,  son muy sensibles. El resto de variedades viníferas presentes en Mendoza presentan en general sensibilidad media.

Las preguntas más frecuentes son: ¿Con qué?, ¿Cómo?, y sobre todo: ¿Cuándo realizar los tratamientos?

La mayoría de los productos preventivos de contacto más usados en nuestra provincia han probado su eficacia. Ellos pueden ser:

• CALDO BORDELÉS
• OXICLORURO DE COBRE
• DITIOCARBAMATOS(MANCOZEB, ZINEB, PROPINEB)
• FTALIMIDAS (CAPTAN, FOLPET).

 
También los hay curativos sistémicos (también previenen infección 2º)

• FOSETIL ALUMINIO (Mical)+FOLPET
• METALAXIL+MANCOZEB
• BENALAXIL+MANCOZEB     (Galvet)
• DIMETOMORF+MANCOZEB (Acrobat)

Debe quedar claro que la estrategia es preventiva. Los curativos son una herramienta para enmendar una falta de previsión anterior.

Necrosis en hoja.

Con respecto a la elección del producto, cada uno posee particularidades (tiempo de carencia, poder residual, compatibilidad con otros productos, Ph ideal de uso, estabilidad, formulación, preparación, corrosión (Caldo Bordelés), etc.; y también precios diferenciales que hacen que la elección de cuál usar no sea un dato más.

Se debe prestar especial atención a la calibración de máquinas. Revisión de picos y presiones de asperjado en pulverizadoras es fundamental. La presión se debe ajustar de modo de lograr el mayor número de impactos sobre el blanco, o sea, la hoja. Debe evitarse el “chorreado” del producto, esto genera pérdida de producto fitosanitario, mayor costo de tratamiento y un “lavado” que deja al descubierto mayor superficie foliar expuesta al ataque del patógeno.

La parte más delicada sin duda es ¿cuándo curar? Muy difundida es la regla del triple 10, la cual indica que hay condiciones predisponentes a la incidencia de la enfermedad, cuando hay: 

. longitud de brotes ≥ 10 cm.
                    
. temperatura media ≥ 10 º C 
                   
 . 10 mm. de precipitación durante 1 a 2 días

Generalmente, cuando los brotes llegan en promedio a los 10cm. de longitud, el requisito de temperaturas ya está cumplido, por lo que pasamos a depender del requisito humedad. Cumplidos los tres 10, habrá infección primaria.

Frutcificación en el envés de la hoja.


En grandes rasgos, una vez cumplidos los tres 10, debemos realizar el tratamiento preventivo. Si se quiere hilar fino, se puede aguardar un tiempo, debido a que a pesar de una infección primaria, se puede detener la enfermedad antes de que se produzcan daños en la planta, pero en éste caso ya los riesgos son mayores, y habrá que evaluar si ese riesgo a tomar se condice con un gran ahorro en los costos. (Estrategia poco recomendable).

Factores importantes a evaluar:

. La estrategia es preventiva

. Utilizar siempre productos registrados para su uso en vid

. Ph del H2O de preparación de funguicidas. Con Ph > 7 habrá hidrólisis alcalina de agroquímicos, por lo que éstos actuarán protegiendo el viñedo sólo algunas horas. En éste caso habrá que acidificar el H2O (Ph 5 a 6 es aceptable, ver cada producto), o utilizar productos que protejan al plaguicida del H2O de preparación. En Mendoza las aguas utilizadas para riego generalmente poseen Ph > 7.

Nota: Ph es un coeficiente que caracteriza el grado de acidez o alcalinidad de un medio.

. Tener en cuenta poder residual de agroquímicos(a Ph ideal), y tiempos de carencia en tratamientos cercanos a cosecha.

. Tener en cuenta la capacidad operativa del establecimiento agrícola, y relacionarlo con el poder residual del producto utilizado.

. Tener especial cuidado en sistemas de conducción bajos, como espaldera baja. Realizar control de malezas adecuado.
 

Opiniones (0)
19 de enero de 2018 | 20:03
1
ERROR
19 de enero de 2018 | 20:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos