Aparecieron los chicos que creyeron secuestrados

Están sanos. No tienen ningún signo de violencia. Al parecer se fueron por su cuenta. El ministro de Seguridad Carlos Ciurca se mostró molesto por la situación. Tienen 8, 9 y 12 años, y se pensó que habían sido raptados en el barrio Belgrano, en Las Heras.

Los tres chicos que un momento se pensó que habían sido víctimas de un secuestro, aparecerieron esta madrugada -aproximadamente a las 2.30- caminando por el Centro de la provincia. Así lo manifestaron fuentes policiales que, luego del hallazgo, se mostraron satisfechas con el final de la historia, pero ofuscadas con el despliegue realizado por un delito que nunca existió.

Los niños, de 8, 9 y 12 años, estaban caminando por las calles de la Ciudad, al parecer, sin muchas intenciones de regresar a sus casas, cuando fueron encontrados por los efectivos. Estaban sanos, sin ningún tipo de violencia y en su poder todavía tenían las mochilas con las que habían salido de la escuela; pauta de que no fueron víctimas de un robo.

El principio de la historia

Alrededor de las 16.30 de este jueves desaparecieron tres menores en el barrio Belgrano, de Las Heras. Los niños salían de la escuela cuando, según una versión, una Traffic, de color amarillo, con dos individuos se detuvo junto a ellos. Uno de esos sujetos bajó del vehículo, les ofreció llevarlos a sus casas y fue última vez que los vieron.

Desde la Oficina Fiscal Nº 6 investigaron el caso como si se tratara de una desaparición, ya que “podrían haber sido raptados por un desconocido, aunque el hecho no es muy claro, ya que —los menores— subieron al vehículo sin violencia”, manifestó la ayudante de fiscal, Alejandra Ratto.

Esta situación preocupó al ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, quien acudió a la sede judicial con todo su gabinete. Allí se informó de los detalles del caso y también intentó llevarle tranquilidad a los familiares de los menores desaparecidos, diciéndoles que estaban haciendo todo lo posible para hallarlos.

Los tres chicos que eran buscados fueron identificados como Rodrigo Alejandro Cosimano (8), Matías Oscar Guajardo (9) y Jonathan Cristian Lorca (12). Habían salido de la escuela Crucero ARA General Belgrano, ubicada en el barrio Belgrano, para regresar a sus casas a pie, ya que el primero vive en el mencionado conglomerado, el segundo en el barrio Alfa y el más grande en Los 5.000 Lotes.

Según indicaron los compañeros de los desaparecidos, una Traffic se detuvo al lado de los niños “y bajó un sujeto con la capucha del buzo puesto. Les dijo que los llevaría hasta sus casas y ellos subieron”, expresó la ayudante de fiscal.

La madre de Matías Guajardo, Fabiana Oropel, lloraba en la puerta de la comisaría 36. Solicitó a los medios de prensa ayuda y recordó que hace un tiempo atrás a su hijo se lo llevó su padre, Francisco Guajardo, a la Paz.

Tal vez sin quererlo, la mujer sospecha de su ex esposo, quien hace poco tiempo, según fuentes policiales, habría salido de la cárcel.

De todos modos, no hay una denuncia contra Guajardo padre, aunque este dato aportado por su ex esposa movilizó rápido a las autoridades de Seguridad. Pusieron un auto a disposición de la mujer y junto a un grupo de efectivos viajaron hacia La Paz para descartar si ese había sido el destino de los menores.

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 13:13
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 13:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia