Alberto Thormann: un hombre que destella color

Nació en Mendoza y recuerda que desde niño supo que quería dedicarse a la pintura. Su obra forma parte de colecciones privadas y públicas en nuestro país y el exterior. Hoy, en "Sinceramente", Alberto Thormann define sus preferencias, revela su sueño concretado y asegura que su utopía sería vivir en un mundo sin fronteras.

"Para mí, el arte es hacer bien lo que hacés, es amor y compromiso, es poder transmitir aquello que sin saber llevás dentro -gracias a Dios-. Es esto que te hace sentir una emoción profunda que cuesta explicar pero que sale, sale y explota en sensaciones", dice Alberto Thormann.

Grabador, dibujante y pintor. Dueño del color y testigo de las formas. Este artista plástico ha obtenido un cuantioso número de premios en su actividad, de fuerte impronta surrealista y expresionista.

Es licenciado en Artes egresado de la Universidad Nacional de Cuyo y profesor titular de Dibujo de la carrera de Diseño de la Universidad Champagnat. También ha sido jurado de importantes salones nacionales e internacionales.

Hoy, en "Sinceramente", nuestro pequeño reconocimiento a Alberto Thormann, un hombre que en cada nueva pincelada enciende los sentidos.

- Mi orgullo íntimo: sentirme cerca de Dios.

- Mi peor defecto: la ansiedad.

- Mi carácter: terco, sincero.

- Mi sueño imposible: un mundo sin violencia.

- Mi  mujer ideal: Alejandra -tal cual es-.

- Mis lecturas preferidas: las bíblicas.

- Mi modelo de país: todos trabajando para todos. Más educación, trabajo digno, con gente preparada y honesta para el puesto que ocupa. Menos violencia. No ver niños trabajando. Un país generando raíces fuertes.

- Mi deporte favorito: tenis y metegol.

- Mendoza: mi lugar para vivir, para producir; un orgullo.

- La música que me transporta: Jean-Luc Ponty, los Rolling y Charly.

- Mi comida favorita, combinada con qué: tallarines con estofado y Cabernet Roble. Lomo de cerdo asado con pimienta negra y Malbec, también Roble. Endivias con Espumante Nature.

- Tres lugares en el mundo: Tupungato, Cuzco y New York.

- ¿Cuándo descubriste que querías dedicarte a la pintura?

- Mi dedicación siempre estuvo, al principio no lo sabía. A los 6 años recuerdo que dibujaba a mis compañeros o a la maestra. Con Daniel Castillo ganamos un concurso de murales a los 12. Veía a mi tío Carlos pintar y me volvía loco. Fue poco a poco, pero nunca paré de hacerlo.

- Si no fueras artista plástico, ¿qué serías?

- Me gustaría ser...millonario.

- ¿Tus artistas favoritos de todos los tiempos?

- De mi formación y afecto, Carlos Gómez y Cristian Delhez; de toda la vida Rembrant y Max Ernst.

- ¿Próximos proyectos?

- Un importante trabajo patrimonial grupal, la realización de un mural cerámico para una bodega junto a Alejandra Civit y una muestra individual en Grillo Arte, Punta del Este.

- ¿Una utopía y un sueño concretado?

- La utopía, un mundo sin fronteras. El sueño concretado, una familia verdaderamente feliz.

La obra de Alberto Thormann forma parte de colecciones privadas y públicas de Argentina, México, Brasil, Chile, España, Taiwán, Inglaterra y Estados Unidos, y dos de sus trabajos fueron adquiridos por el Museo "Emilio Guiñazú" - Casa Fader.

Este artista plástico fue quien diseñó, por concurso, las Cajas Lumínicas de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2004. Además, es realizador del libro "De sueños y mares", Colección Impsat -con una tirada de 7.000 ejemplares distribuidos en Latinoamérica-.

Casado con la escultora Alejandra Civit, tiene dos hijos: Agustín y Facundo, "los personajes maravillosos que todos los días me muestran la vida".

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México