Los "40" merecieron un gran festejo

"Rarro" Giménez Riili festejó su cumpleaños en su quincho de Rodeo de la Cruz junto a su familia y amigos. Entre ellos, estuvo el vicepresidente de la Nación Julio Cobos, integrante al igual que el agasajado, de los Marathon Runners. Una gran cena con posterior baile fue el marco ideal para festejar la cuarta década de este empresario mendocino.

Eduardo Giménez Riili es "Rarro" para los amigos. Su vida es una maratón, en sentido literal. Hace apenas unos días festejó la llegada de su cuarta década junto a su familia y amigos. Eso sí, no faltó el más esperado por todos, el vicepresidente de la Nación y compañero de carreras, Julio Cobos.

El Quincho Giménez -propiedad del cumpleañero-, ubicado en Rodeo de la Cruz, se vistió de fiesta el pasado fin de semana para recibir los "40 pirulos" del empresario mendocino. Cerca de 150 personas llegaron hasta el lugar para disfrutar una cena en la que no faltó el buen humor y la diversión.

Si bien el festejo había sido planeado tiempo atrás gracias a la ayuda de la familia, Fabiana, la novia de "Rarro", contribuyó para que la reunión resultara perfecta. El menú fue ideado para la ocasión y preparado a la vista de los invitados.

Entre ellos, fue infaltable el grupo de los Marathon Runners (foto), actividad a la que Eduardo le dedica varias horas por semana. Además, estuvieron sus compañeros de trabajo, "amigos de la vida", allegados de la familia y Julio Cobos, que al principio se llevó todas las miradas pero luego terminó siendo un asistente más gracias a su simplicidad.


"La mesa fue un lujo", dijo uno de los presentes, entusiasmado con el menú. La entrada consistió en tablas de fiambres con degustación de los vinos de la familia, integrada por "muy buenos sommeliers", comentó uno de sus amigos. Más tarde, llegó el plato fuerte: cerdo y pollo asado con guarnición.

Eso sí, todos pasaron cerca de la churrasquera para extraer algún que otro bocado, incluido el vicepresidente, que llegó con una pata de jamón negro de regalo. Las preparaciones dulces fueron de la autoría de "Chiquita" Vertrugno de Torresi, la suegra del agasajado, y su tía, quien preparó una gran torta.

Luego de la comida, el dj le dedicó una cueca a Julio Cobos. "El Cleto" bailó hasta entrada la madrugada con su señora Cristina Cerrutti, aunque no pudo evitar el pedido de los más "cholulos" del encuentro: sacarse una foto con él más allá de las diferencias políticas. Al ritmo del reggaeton, la cumbia y el rock nacional los invitados pasaron por la pista a dejar sus mejores pasos.

El regalo de los Marathon Runners fue uno de los momentos más emotivos de la noche. Se trató de un cuadro del reconocido artista plástico mendocino, Alberto Thormann, del cual "Rarro" es un fiel seguidor. Durante el festejo, el grupo de atletas anticipó el atuendo que lucirán quienes viajen a Nueva York los primeros días de noviembre. Eduardo dirá presente y Fabiana, su mujer, lo acompañará.

En síntesis y al decir de los invitados, el más activo y divertido del cumpleaños fue Eduardo Soppelsa, acompañado de su mujer; la elección del mejor regalo corrió por parte del grupo de maratonistas y el aplauso por "salamero" se lo llevó el propio "Rarro", quien le pidió al dj que le regalara una cueca al vice.

Colaboró: Andrea Calderón

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México