El transplante de células madre permite la regeneración en pacientes con infarto severo

El infarto de miocardio es la principal causa de muerte en el mundo, y quienes sobreviven a esta enfermedad, quedan con aquella debilidad que se denomina insuficiencia cardíaca.

Las personas que padecen un
infarto severo y que suelen sufrir daños irreparables en el
corazón tienen hoy la posibilidad de que a través de un
transplante de células madres se puedan regenerar las zonas
dañadas de ese órgano y prevenir el desarrollo de la insuficiencia
cardíaca.
   "El infarto de miocardio es la principal causa de muerte en el
mundo, por sobre los tumores y accidentes viales. Además, están
los que sobreviven a esta enfermedad pero que quedan con aquella
debilidad que se denomina insuficiencia cardíaca", señaló el
cardiólogo Miguel González, en diálogo con la agencia Noticias
Argentinas.
   El especialista, que se desempeña en el Instituto
Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), afirmó que "de aquellas
personas que les queda el corazón debilitado porque tuvieron un
infarto grande, la mitad se mueren al año".
   "Para reconstituir la debilidad hay fármacos, pero los
pacientes se siguen muriendo igual. Entonces, está esto que
apareció hace unos siete o diez años que es el tema de la
regeneración miocárdica, a partir de la aplicación de células
madres del mismo organismo que hemos utilizado como algo
paliativo", indicó.
   Al respecto, el especialista mencionó que "hay tres tipos de
células que se pueden utilizar: las de la médula ósea, las del
músculo esquelético y las embrionarias".
   "Nosotros no utilizamos células embrionarias que es un
procedimiento que trae una discusión ética, cultural y religiosa.
Elegimos el tipo de célula madre de la médula ósea de la pelvis,
porque es más fácil y tiene menos manipulación", sostuvo.
   González explicó que "es un procedimiento estándar que consiste
en pinchar el hueso para sacar un líquido espeso que luego se
filtra y quedan las células madres que se reinyectan".
   "De esas células madres sólo quedan el cinco por ciento en el
corazón y hay que lograr que permanezcan ahí. Por eso se dan unas
sustancias para favorecer a las células madres para que se
desarrollen allí y crezcan".
   Una vez establecidas en las regiones del corazón lesionadas por
el infarto, las células madres se convierten en células cardíacas
y el transplante de esas células no sólo incrementa la capacidad
de contraerse del corazón, sino que además aumenta su vascularización.
   De todas maneras, el especialista en cardiología señaló que "se
tratan de líneas de investigación y que si bien el procedimiento
demuestra ser seguro, todavía hay mucho por recorrer".
   Miguel González participó de un simposio que se celebró el
viernes 24 octubre en el Alvear Palace Hotel, en el marco del 30ª
aniversario del ICBA.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 18:53
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 18:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'