Deportes

Perlitas de la consagración de Los Tordos

El partido definitorio del rugby mendocino mostró todo el colorido de un ambiente que se reúne para disfrutar del final de la temporada.

La final del rugby mendocino dejó un sinfín de momentos inolvidables, curiosos y especiales que condimentaron un evento deportivo que nadie se quiso perder.

Más de 3500 personas acudieron a un partido que fue una fiesta.

El único con las “dos camisetas” dijo presente
Sólo un jugador en la historia de Los Tordos y Teqüe vistió las dos camisetas en primera división. Encima fue un Puma, que estuvo en Marista disfrutando de la fiesta.

Marcos Baeck, porteño del club Pueyrredón, pasó por Mendoza a fines de la década del ’80, y desembarcó en Teqüe en las temporadas ’88 y ’89, donde además festejó el título de Primera con los Azules, en un Douglas Carbonell.

Su hermano Juan, jugaba en Los Tordos, y la temporada ’90 salió campeón del Oficial junto a los Pájaros, donde integraba la tercera línea de su club y de Los Pumas, con Miguel Bertranou.

Hoy estuvo en Marista, un poco más canoso y con su mismo andar. “Prefiero que gane Teqüe, porque sería su primera vez, además es un club que quiero mucho”, le confesó a MDZ, pero “que no se entere Juan”, dijo entre risas.

García no sigue

Pedro García (h) entrena la Primera división de Los Tordos junto a Alejandro Lamicela. Pedrito había sido conducido el grupo en temporadas anteriores, pero hoy adelantó que ya no estará el año que viene.

“Se cumplió un ciclo”, dijo el joven DT que en medio de los festejos, anunció que no seguía en la máxima categoría. Lo curioso, es que su homónimo, Presidente de la Unión de Rugby de Cuyo, también cumple su mandato y no iría por un período más. Tiempo de descanso en la casa de la familia García.

“Acá no se insulta”

Los Tordos tuvo el apoyo de la “logística” de Godoy Cruz Antonio Tomba con algunos hinchas del fútbol que hicieron sentir su presencia en los cánticos y acompañamiento musical.

Llamó la atención algunos insultos en las canciones, algo poco habitual en el rugby, e incluso el ex jugador Juan Baeck se puso de pie para pedir que no insultaran en las canciones. Los muchachos se calmaron un momento, pero después volvieron con la metodología futbolera.

La fiesta del rugby volvió a aparecer

El color en las definiciones del rugby mendocino es una sana costumbre que año a año, se reedita. En Marista no fue la excepción. Tanto Tordos como Teqüe hicieron escuchar y sentir su aliento y colorido con mucho respeto. Un aplauso para ellos.

Novia y murga para el subcampeón

Teqüe mostró una novia en su hinchada y la murga Azul estuvo reunida en el Parque Metropolitano de Maipú, donde desde muy temprano “concentró” con un asado para sumar ánimos.

Tordos se lo dedicó a Marista

Los Pájaros sumaron un nuevo título, pero no se olvidaron de un rival muy especial. “El que no salta es maristón” entonaron en la cancha del Tricolor, que fue vencido en Intermedia y M-23.
La fiesta la coronaron con la victoria en Primera y la vuelta olímpica con festejo en la pileta incluido. Seguramente tiene un sabor distinto.

Motivación por video
Los dos equipos que definieron el campeón del Cuyano hicieron concentración. La noche anterior se reunieron en distintos hoteles para llegar más unidos al partido final.
Teqüe, además, organizó un video motivacional con mensajes de los seres queridos de los jugadores, en una idea que usan los seleccionados internacionales.

En Imágenes