La misma banda habría asaltado dos viviendas y un hotel en la Cuarta Sección

Durante la madrugada de este sábado, dos delincuentes asaltaron a un hombre de 66 años en su casa de calle Entre Ríos, a quien ataron y encerraron para robarle electrodomésticos y unos 600 pesos en efectivo. Los mismos ladrones habrían ingresado a departamentos casi lindantes; y a una cuadra, un hotel alojamiento fue asaltado, también por dos hombres armados.

Una seguidilla de robos sucedió en la madrugada de este sábado en apenas tres horas. Un hombre fue asaltado en su domicilio por dos individuos armados. Luego, estos mismos  delincuentes habrían ingresado a una propiedad que está casi al lado provocando diversos destrozos. Por último, un albergue transitorio fue asaltado en la misma zona, casualmente por dos individuos.

La primera víctima del raid delictivo fue Luis Alberto Caballero (66), quien vive en calle Entre Ríos 451, de Capital. El hombre es jubilado autónomo y "me gano unos pesos más haciendo perfumes”, contó.

Unos vendedores suyos estuvieron en su casa hasta la medianoche. “Cuando se fueron me puse a mirar televisión y se cortó la luz. Fui hasta el garage y no había saltado la térmica. Cuando entré otra vez a mi casa me sorprendieron dos tipos”, relató Caballero.

Luego aclaró que los delincuentes produjeron un cortocircuito intencional; además le habían destrozado el timbre.

El jubilado manifestó que si bien lo insultaron y amenazaron, no lo golpearon. “Llegué hasta una habitación que da a la calle y me los encontré allí; habían entrado forzando una persiana”, especificó. Continuó diciendo que vio a sólo dos sujetos que “me hicieron arrodillar de espalda a ellos, me ataron las manos con un cordón de calzado, me pusieron una bolsa en la boca y una campera en la cabeza para que no vea nada”, detalló.

Los asaltantes le preguntaban: “¿A donde está la caja fuerte?”. Pero, según Caballero, no existe tal cosa. Al decirle a los ladrones que no tenía nada, lo llevaron atado y encapuchado hasta un baño trasero, donde estuvo encerrado unos 40 minutos hasta que huyeron los ladrones.

“Revolvieron toda la casa, no sé qué buscaban, yo no tengo dinero. Sólo se llevaron $400 que yo tenía ahorrados y guardados en un cassette y otros $200 que me sacaron del bolsillo”, manifestó la víctima mientras aclaró que también le llevaron el teléfono celular, dos reproductores de DVD, dos equipos de música, una impresora Epson multifunción y un televisor de 14 pulgadas.

Cuando no escuchó más ruidos en su casa, se desató las manos y rompió el vidrio de la puerta del baño para poder salir. Cuando quiso llamar al 911 se dio cuenta que también le habían cortado el cable del aparato telefónico. Tuvo que unirlo y así poder comunicarse con la Policía.

Pero las sorpresas, si se cabe el término, no terminaron allí para Caballero.

Durante la tarde, mientras el hombre dialogaba con la prensa llegó un vecino suyo: José Luis Morelli. También había sido víctima de, al parecer, los mismos asaltantes.

Morelli posee dos departamentos en el 465 de calle Entre Ríos, sólo una casa separa esas propiedades de la de Caballero.

Contó que, afortunadamente o se llevaron nada de esos departamentos porque los están pintando y están vacíos, pero “rompieron las celosías y también las puertas para entrar”, se lamentó.

En ese diálogo que mantuvieron los vecinos, Morelli contó que a última hora del viernes (casi a la medianoche) observó un vehículo “parado en la puerta de tu casa (por Caballero) con dos tipos adentro”.

Al conocer esa descripción, quien fue asaltado en su casa expresó: “Sí, yo escuché que por la frecuencia de los policías hablaban de un auto..."

Pero la seguidilla no terminó on el fallido robo en los departamentos de Morelli. Causalmente, en calle San Luis al 451 (la misma numeración que la casa de Caballero) asaltaron el hotel alojamiento Canciller.

La vivienda del jubilado y el albergue transitorio están separados por escasos cien metros. Allí ingresaron a robar poco antes de las 4.

También fueron dos sujetos con armas de fuego quienes sorprendieron a la empleada, de 24 años.

Amenazaron a la joven para que les entregue el dinero que tenía en la caja. Esta nueva víctima no opuso resistencia y les dio, a los ladrones, $400.

Todas las investigaciones quedaron en manos del personal judicial de la Oficina Fiscal Nº 1, de Capital. Los pesquisas intentan establecer si se trata de la misma banda. Además, dejaron trascender que los ladrones fueron valientes o actuaron con impunidad porque después del primero delito (el asalto contra Caballero) la Policía realizó patrullajes durante toda la madrugada.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:44
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial