Deportes

Un equipo sin fisuras

Patricio Bruno fue el mejor jugador en la final que el campeón le ganó a Teqüe. Conocé los puntajes y desempeños de todos los que jugaron.

Los Tordos estudió al rival y ejecutó al pie de la letra las órdenes de sus entrenadores. Una buena mezcla de actitud, disciplina táctica y eficacia, posibilitaron un nuevo título para las vitrinas del carril Urquiza.

Conocé el análisis de cómo jugó cada uno de sus integrantes.

Cristián Raholín (6): Cumplió con lo que se le pidió en un lugar álgido: el scrum. Aguantó ahí y luchó en los móviles, pero resignó su despliegue en el juego suelto.

Martín Silva (5): El Yonyi se compenetró con su tarea en el scrum. Lo mantuvo de manera aceptable, pero no se lo vio en el suelto.

Yoel Moretta (6): Bien por el pilar que más luchó en el scrum. No le pesó su juventud, pero se lo vio muy desgastado y fue reemplazado.

Juan Ongay (7): Una de las piezas claves en el pack. Empujó, luchó, hizo las plataformas en los lines y marcó el único try del partido.
Disciplinado y efectivo.

Alejo Duberti (4): Casi no gravitó. Su juventud lo hizo abocarse estrictamente al juego de cocina. No apareció en ataque ni en defensa.

Nazareno El Hom (7): La tercera línea de Tordos fue impecable, y el Naza uno de sus abanderados. Fue el que más corrió de los tres en defensa y ataque. Su único error fue que su vértigo, a veces, lo hizo perder el control de la pelota.

Juan I. Castillo (7): Fue de menos a más. En el comienzo se lo vio en la lucha cuerpo a cuerpo con el rival, pero luego lució en recuperación y en los lines.

Federico Genoud (7): Fundamental en el pack para manejar la base. Fue muy buscado por los rivales y se controló. Gran obtenedor en el line. Poco en el suelto.

PATRICIO BRUNO (8): El que mejor entendió cómo había que jugar la final. Un termómetro para elegir los momentos del partido. Varió el juego, atacó en las debilidades de su rival y dejó todo en la cancha. Además tiró bien en el line.

Armando Lértora (6): Cumplió sin ser determinante. Ejecutó el libreto que se le dio y no se equivocó. Se apoyó en Bruno y Speroni para sacar adelante un partido donde lo buscaron mucho.

Juan C. Cardoso (6): Entró para patear y cumplió. No fue su mejor tarde con los pies, pero alcanzó para ser vital en la obtención del título. Cumplió en defensa.

Carlos Lizarraga (6): El centro de la cancha fue un campo de combate sin vencedores ni vencidos. El “café” no quebró y no lo quebraron.

Leandro Speroni (6): Vigente, el veterano back de Los Tordos aportó su lectura del juego y talento en el campeón. En defensa, pasó algunos sustos, pero nada grave. El más ganador del equipo.

Marcelo Goldman (7): Sin ser su puesto, demostró por qué fue titular. Despierto para sorprender cuando lo dejaron, siempre complicó al rival y utilizó bien el pie. No falló en defensa.

Alejandro Bär (7): Con algunas pinceladas le alcanzó para ser importante. Firme atrás, fundamental en el try de Ongay y muy buena lectura del campo de juego.

INGRESARON
De los Ríos (6):
entró para darle aire al pack. Se le complicó el scrum y no se lo vio en el suelto.

Poroli y Federico Perinetti: estuvieron poco tiempo en cancha para ser evaluados.

Opiniones (0)
26 de Abril de 2017|03:24
1
ERROR
26 de Abril de 2017|03:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
    25 de Abril de 2017
    Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
    Las mejores fotos de Real Madrid - Barcelona
    24 de Abril de 2017
    Las mejores fotos de Real Madrid - Barcelona