Un detenido por el crimen de una adolescente en Santa Teresita

La víctima, Mara Matheu, tenía 16 años y fue violada y asesinada en esa ciudad balnearia de la costa de Buenos Aires. El sospechoso es empleado estatal de 47 años.

Un empleado estatal bonaerense fue detenido acusado de haber participado de la violación y el homicidio de la adolescente Mara Matheu, ocurrido en marzo en la ciudad balnearia de Santa Teresita, informaron hoy fuentes judiciales.

El sospechoso es Adrián Svich (47), quien fue apresado anoche en su casa de La Plata por orden de la jueza de Garantías de Dolores Laura Elías y esta mañana fue trasladado a ese distrito, pero se negó a declarar ante el fiscal que interviene en la causa.

El hombre, que era actor y vivió varios años en Estados Unidos, quedó imputado de "abuso sexual con acceso carnal y homicidio criminis causa", pero por consejo de su abogado, Fernando Burlando, no aceptó ser interrogado.

Por el caso, cumple prisión preventiva desde mayo Diego Buzzo, cuyo patrón genético coincide con el del semen hallado en la vagina de la víctima y las escamas de piel que aparecieron en los cordones usados para ahorcar a la chica.

Tanto Svich como Buzzo habían sido detenidos a poco de ocurrido el homicidio, pero el primero fue liberado por falta de pruebas y a siete meses del crimen se lograron reunir nuevas evidencias en su contra.

Svich se convirtió en sospechoso cuando, estando alcoholizado el día que apareció el cadáver de Mara, amenazó a una empleada de un hotel de Santa Teresita donde estaba alojado diciéndole: "Te va a pasar lo mismo que lo de la piba", en referencia al crimen.

La Policía allanó la habitación del turista, se llevó varias prendas, recogió cabellos del baño y cuando un policía comentó que a Mara pudieron haberla asesinado alrededor de las 9 de la mañana, Svich dijo: "A las 5 ya estaba muerta, yo me acosté a dormir al lado de ella".

A esto se sumó que en el brazo izquierdo del acusado se encontraron marcas de uñas, pero las que se le habían extraído a la víctima para cotejos de ADN desaparecieron de la Asesoría Pericial de La Plata, en un episodio aún no esclarecido.
 
Con esos indicios, la familia de Mara reclamó reiteradas veces la detención del empleado estatal, pero el fiscal Diego Escoda -quien tuvo a su cargo la causa en un comienzo- siempre la rechazó y luego fue apartado del expediente.

Según explicó el abogado de la familia Matheu, Marino Alejandro Cid, el nuevo fiscal del caso, Juan Manuel Dávila, reunió nuevas pruebas y por eso la jueza Elías hizo lugar a la detención.

"Por un lado, se determinó, en base a la declaración de los forenses, que la muerte de Mara se produjo poco después de que Svich salió del hotel San Remo, adonde luego regresó con la camisa manchada de sangre y sacudiéndose arena", sostuvo el letrado.

Otra prueba, dijo Cid, es que "un vecino de Svich en La Plata que fue el último en verlo antes de que partiera en un remís a Santa Teresita declaró que (el acusado) no tenía heridas de uña en el brazo", tal como fue encontrado cuando lo detuvieron.

El último elemento reunido es que el fiscal determinó la existencia de una relación entre Buzzo y Svich, hasta ahora nunca probada, aparentemente porque estaban involucrados en la venta de drogas en Santa Teresita.

De acuerdo con un testigo detenido en otra causa y que declaró el miércoles pasado, "Buzzo siempre hablaba de una persona a la que llamaba 'Adriano' 'El viejo' o 'El platudo', que era quien le llevaba droga para consumir y vender en la Plaza del Tango", ubicada en calle 41 y 10 de la ciudad balnearia.

Cid explicó que Svich tiene un pasaporte italiano con ese nombre, además de su documentación argentina.

Además de estos indicios, aún resta que la Gendarmería nacional finalice un peritaje que determinó que la camisa y las toallas secuestradas al acusado en el hotel tenían sangre humana y se la compare con la de la víctima.

Mara Matheu (16) fue vista por última vez el 23 de marzo por la noche, cuando salió de su casa rumbo a un cibercafé de la zona céntrica de Santa Teresita, y su cuerpo fue encontrado al mediodía siguiente en una zona de tamariscos, a una cuadra de la peatonal.

La chica estaba boca abajo, sin ropa interior, con los cordones de las zapatillas alrededor de su cuello y había sido violada.

La jueza Elías entendió que Buzzo atacó a la chica en la zona de los médanos situada en avenida Costanera y calle 36, la accedió vaginal y analmente y para procurarse la impunidad, la mató, pero siempre dejó abierta la posibilidad de que en el hecho hubiera intervenido otra persona.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 22:38
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 22:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'