Deportes

Cafú sueña con un partido de despedida en Brasil

El veterano lateral está desilusionado con la política y con el fútbol y hoy, a los 38 años, teme no lograr concretar su máximo sueño: volver a jugar por la selección brasileña en un partido de despedida.

"Eso es lo que más quiero. Vestir por última vez la camiseta de la selección ante la hinchada brasileña es un sueño. Pero no depende de mí. Sinceramente, no sé si se concretará. No quiero ilusionarme ni pedirle nada a nadie", dijo el lateral, en una entrevista exclusiva que publica hoy el diario "O Estado de Sao Paulo".

Cafú es el jugador que más veces vistió la legendaria camiseta amarilla: lo hizo en 149 ocasiones, según las estadísticas de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). Además, estuvo presente en tres finales de Mundiales de Fútbol, y en dos de ellas -Estados Unidos 1994 y Corea/Japón 2002- festejó la conquista del título.

Con un historial como ése, debería ser hoy un héroe en su país, pero el Mundial de Alemania 2006 hizo naufragar su prestigio: fue uno de los más criticados por el fracaso de la campaña por la conquista del "hexacampeonato", decidió abandonar la selección nacional y cayó virtualmente en el olvido.

"Yo no desearía que una vida de tantas conquistas por la selección se quedara marcada por la pérdida de la Copa en Alemania. Mi carrera no se merece eso", dijo el jugador en la entrevista al rotativo brasileño.

La sensación de haber sido blanco de injusticias se agudizó en junio, cuando se murió su padre, y aún más el 5 de octubre, cuando su hermano Mauricio Cafú no logró elegirse concejal por su ciudad natal, Capao Redondo: recibió solamente 2.355 votos en la ciudad de 250.000 habitantes.

Cafú, quien comanda en Capao Redondo un proyecto de apoyo a niños pobres financiado con recursos propios, confiesó que se siente "muy decepcionado" por la falta de apoyo de la gente de su ciudad.

"Todos me conocen en Capao Redondo y saben que nosotros construimos la Fundación Cafú para niños pobres. Luché para que mi hermano fuese elegido, porque él lucharía por nuevos proyectos sociales para la región donde crecimos. Me desilusionó la falta de visión de la gente. Si logramos atender gratuitamente a niños pobres en la Fundación Cafú, imagínense qué podríamos hacer con el apoyo de la Cámara (Municipal)", afirmó.

Mientras la CBF no envía señales de su disposición para organizar un partido de despedida en su homenaje, Cafú hace planes para seguir jugando en 2009.

"Todo anda muy triste, pero todavía creo que pueda jugar mi última temporada y despedirme del fútbol. Tengo algunas propuestas", dijo el lateral, quien recibió manifestaciones de interés por parte de varios equipos brasileños, entre ellos el Santos, y de un club de Estados Unidos.

Después de "colgar los botines", Cafú pretende prepararse para ser técnico de fútbol y para construir un centro de entrenamiento para revelar nuevos valores: "Serán pruebas reales, en las que se elegirán a los niños con talento, y no a los protegidos de empresarios y parientes de dirigentes, como suele ocurrir en los clubes brasileños".

Además, Cafú asegura que, en su futuro centro de entrenamiento, habrá una vigilancia constante para evitar la proteger a los niños de pedófilos.

"Me muero de miedo de la pedofilia. Si existe en la Iglesia, ¿por qué no existiría en el fútbol? Tengo hijos y no me sentiría tranquilo en ponerlos en cualquier club para entrenar, ya sea en Brasil o en cualquier otro lugar del mundo. El acoso a los niños se convirtió en una epidemia y la gente no se da cuenta o hace que no se da cuenta", concluyó.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:00
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016