Vuelve un clásico para el hombre actual

La reconocida marca para el vestir del hombre, New Man, volvió a Mendoza de la mano de dos jóvenes emprendedores: Matías Romero y Pablo Velocci. Al cóctel por la inauguración "oficial" del local asistieron clientes de la firma, amigos y familiares de los dueños. Un riquísimo catering y buena música formaron parte de la reunión.

Porque a los hombres también les gusta estar a la moda, mirarse en el espejo y salir a la calle a recibir halagos por parte del sexo opuesto. Porque la imagen no se reduce a las mujeres y verse bien es, además de una cuestión de actitud, una inclinación hacia el buen gusto y la elegancia. Porque la indumentaria masculina esta vez fue noticia.

Dos jóvenes mendocinos que incursionan en el rubro textil, Matías Romero y Pablo Velocci, se pusieron al frente del nuevo local New Man, recientemente inaugurado en el Mendoza Plaza Shopping. Clientes y adeptos del vestir clásico, además de familiares y amigos se hicieron presentes para compartir la buena nueva.

Para festejar el lanzamiento de la empresa en el centro comercial de Guaymallén, los propietarios y el equipo de trabajo realizaron un cóctel en el local, con un catering a cargo de La Lucía. Variedad de empanadas, tablas de fiambres y panes surtidos formaron parte del agasajo con los vinos y espumantes de Bodegas Crotta.

Si bien el comercio había sido abierto al público días antes, esperaron la llegada del viernes para la presentación de la franquicia de la marca de ropa para hombres. "Trajimos nuevamente New Man a Mendoza", dijo Matías Romero. La aclaración no estuvo de más, ya que por muchos años la firma estuvo instalada en la provincia y en el vestir de los mendocinos.

La dj Yanina "hizo de las suyas" para que la música estuviera a tono con el festejo. Si bien la ocasión no dio para el baile, alimentó las ganas de permanecer junto a los emprendedores, felicitarlos y augurarles "el mejor de los éxitos".

Con una línea urbana renovada, sport wear y casual -"antes era muy sastrera"-, se aprovechó la ocasión para presentar la colección para el verano 2009. Jeans en cortes y colores clásicos, pantalones de lino en distintas texturas y diferentes gamas serán el fuerte de la temporada.

Grises, blancos y tierras estuvieron en las prendas de colores neutros, una característica diferenciadora de la marca. Los diseños, inspirados en los años ´60 y ´70, pusieron el énfasis en los detalles, el preciso corte de los trajes y la combinación de tonalidades en camisas, remeras y bermudas.

A pesar de estar asociados a otros rubros, Velocci al de los seguros y Romero a la venta de insumos para panadería, los unió este proyecto conjunto. Y los invitados vieron con alegría la llegada del exclusivo local a Mendoza.  

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial