Cerezo reconoció que en Mendoza hay boliches que no son seguros

La designada directora Provincial de Juventud, Yamila Cerezo, aseguró que hay locales que no cumplen con las condiciones de seguridad necesarias. Dijo que cualquier modificación a la Ley de los boliches tendrá lugar en el 2009 y que quiere generar espacios de diálogo con las tribus urbanas. Defendió la gestión de Ariel Guirín, ex titular del área.

“Ariel venía trabajando muy bien y hay muchas versiones sobre si es bueno o es malo, pero eso lo va a decidir la justicia. Creo que el tema va mucho más allá porque él estaba muy comprometido y trabajaba mucho por la Dirección”. Esa fue la opinión de Yamila Cerezo al ser consultada sobre quien ocupaba hasta ayer el cargo de director Provincial de Juventud, Ariel Guirín. 

Desde el lunes, Cerezo lo reemplazará en esa oficina. En entrevista con MDZ la justicialista de larga data reconoció que debe empaparse en los temas que conciernen al área de Juventud –incluso  se mostró sorprendida al escuchar que en Mendoza hay más de 100 boliches - y disintió con una intención clave del gobierno de Celso Jaque: bajar la edad de imputabilidad.

Hasta ayer por la tarde, esta militante política de 31 años se desempeñaba como concejal de Maipú, pero hoy por la mañana ya acomodaba sus cosas en la que hasta hace horas fuera oficina de Guirín. Este último debió renunciar en medio de un escándalo ocurrido en el boliche El Santo, en el que según testigos, Guirín pidió que le vendieran alcohol pasadas las 4.30, algo prohibido por ley.

Cerezo asumirá el lunes y uno de los aspectos que deberá controlar es precisamente la diversión nocturna. El anterior director, manifestó la intención de modificar la restricción horaria para el ingreso y egreso a los boliches. No obstante, Cerezo indicó que es probable que cualquier anuncio sobre el tema pase para el 2009. “Hay proyectos de urgencia, se que se venía trabajando en esto, pero creo que llegando a un consenso se puede hacer algún anexo antes de fin de año, pero modificar en sí la Ley, no creo que se haga este año ”.

Asimismo, Cerezo admitió  no conocer en profundidad la legislación y que tiene mucha tarea de estudio por delante. “En sí tengo que interiorizarme con toda la ley. Mentiría si digo que se como se formó la ley o  si se consultó a los dueños de los boliches, tengo que ponerme a investigar”. Confirmó que la restricción horario no desaparecerá.

La seguridad de los jóvenes mendocinos es el tema que más preocupa a Cerezo y admitió que “hay boliches que no están óptimos en nivel de seguridad; mi formación en Recursos Humanos me obliga a mirar esos detalles y soy conciente de esas falencias”. En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de aunar esfuerzos con los municipios para intensificar los controles.

"La ministra (Silvia Ruggeri) me ha pedido especialmente que logremos consenso con los municipios para así sumar esfuerzos con los inspectores comunales”. Descartó que en el futuro cercano se vaya a contratar más inspectores. Cabe destacar que en Mendoza hay 115 boliches y sólo 12 inspectores para monitorear que se respete la Ley de diversión nocturna.

“No creo que bajar la edad de imputabilidad sea lo mejor”
Si bien Cerezo aún no asume, mostró ciertos rasgos muy propios del gobierno de Celso Jaque al hablar de la necesidad de generar “consenso, acuerdo y pactos” entre las partes. No obstante, tuvo una postura claramente enfrentada con el Gobernador y muy alineada con su jefa directa, la ministra de Desarrollo Humano, Silvia Ruggeri al referirse a la edad de imputabilidad.

“No se si bajar la edad de imputabilidad a los catorce años sea lo mejor porque aún es un niño, no creo que vaya en la edad sino en la acción, si un chico de 17 años mató ya es distinto porque tomó una decisión, creo que es más complicado que fijarse en el número que sale en el documento. A esa edad todavía no tienen en mente la gravedad del acto y no llegan a ver lo malo del acto” aseguró Cerezo.

Los municipios y los boliches
Durante su vida, cerezo ha incurcionado en una diversidad de actividades, incluso en sus años de juventud pensó en ser monja y fue manager de bandas de rock como Parió la Choca, Arcángel y Pedro el Ermitaño.

Precisamente por esa línea de trabajo que ejerció, la ahora ex concejal pudo sentar postura con respecto al conflicto que el municipio de Luján tuvo con el Cacano Bar. Concretamente, una ordenanza de la comuna prohíbe la realización de  recitales en lugares cerrados.

El conflicto despertó quejas de los empresarios de boliches, músicos y hasta se emitieron recursos de amparo. Sobre el tema, Cerezo dijo que no cree que la prohibición sea lo ideal. “Va en el lugar, más allá de que sea un recital de Los Piojos o de Jaf, es una cuestión de que el lugar preste la salubridad necesaria, que no tenga techo de paja, que tenga las salidas correspondientes y baños suficientes".

Las tribus urbanas y sus formas de encuentro
Otro tema obligado que deberá afrontar son las tribus urbanas y sus encuentros cada vez más violentos. “Tengo la idea de invitarlos a la Dirección para que me cuenten qué quieren, qué necesitan. Eso sí, buscando soluciones para todos los grupos. Hay que dejar de lado el tema de quién ocupa la Peatonal y llegar al problema de fondo”. Para ello, estimó que generar encuentros de floggers o bloggers es una posibilidad.

Opiniones (3)
20 de agosto de 2017 | 02:05
4
ERROR
20 de agosto de 2017 | 02:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que nick de maraka pab jajajajajajaja
    3
  2. Mucha suerte en la gestión!!! Era hora que te sumaras al gobierno amiga Pablo
    2
  3. Habrá pisado un boliche en su vida esta mujer?
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial