En el sepelio de Ramet, la Policía amenazó con trabajar "a media máquina"

Más de 500 personas participaron de las exequias del cabo asesinado. Ciurca estuvo junto a sus funcionarios, pero no habló. Tras el sepelio, volvieron a escucharse quejas de los uniformados.

Mientras el cabo Gustavo Ramet era despedido con honores, acompañado por sus familiares y por sus compañeros de la fuerza, volvió a trascender el malestar entre los uniformados por las condiciones de trabajo y de seguridad que viven cada día y salen a flote en episodios trágicos como la muerte del integrante de la banda de música de la Policía. Y en ese malestar, las quejas apuntan a los temas que el Gobierno no puede resolver, como la antigüedad de los estatales que también involucra a los hombre de azul.

Así, ante la falta de respuestas a los pedidos que realizan los policías a los superiores -"algunos hablan, pero la mayoría son silenciosos", señalan respecto de los comisarios-, como consencuencia de una nueva muerte en el seno de la familia policial, se trabajará a media máquina, para evitar exponerse a situaciones de riesgo.

Alrededor de 500 personas participaron de las exequias del cabo Gustavo Ramet, asesinado anoche de un tiro en la cabeza en el barrio Reconquista de Las Heras, al volver de un acto por el Día del Policía. Y mientras la investigación sobre su homicidio no ha dado por el momento signos de avance, la despedida ocurrió sin mayores expresiones de bronca. Esas que se escucharon de manera velada en el funeral del cabo Eduardo Correa.

Pero si bien algún familiar responsabilizó al Gobierno por la muerte de Ramet, el velorio en el hall central del Ministerio de Seguridad, en Salta y Huergo de Godoy Cruz, no pasó a mayores.

En el Parque de Descanso, las últimas palabras también fueron acompañadas por un pedido de justicia que realizó un allegado a la familia.

“Que este caso no quede impune, se los pido por favor”, clamó un hombre apareciendo desde atrás, disipando el silencio.

Carlos Ciurca y su gabinete también participaron del sepelio. Pero a diferencia de otras veces, el ministro de Seguridad prefirió no hacer comentarios. Y tampoco hubo reclamos hacia el funcionario. Ya había sido increpado anoche, mientras los vecinos salían de sus viviendas pasadas las 22 para enterarse del trágico episodio a un costado del Zanjón de los Ciruelos. 

A media máquina

En tanto, más por lo bajo, también trascendió el malestar de la fuerza por tener que vivir el segundo asesinato de un compañero en menos de dos meses. A este caso que todavía no puede dilucidarse, se le suman los problemas que la gestión de Celso Jaque todavía no puede resolver, como el tema de la antigüedad con los estatales, y que hacen mella en la autoestima del policía y su relación con los mandos políticos.

En ese sentido, durante la jornada, circularon varios mensajes de texto que evidenciaban tanto el dolor como la bronca, pero algunas fuentes policiales manifestaron que no hay ningún tipo de protesta que se haya previsto.

“Como desde el 98 estamos atados, y no tenemos la posibilidad de agremiarnos, la única posibilidad que nos queda es trabajar a media máquina, hacer lo justo y lo necesario, evitar exponerse”, señalaron las mismas fuentes.

“En un delito activo, como le llamamos nosotros, vamos a ir a veinte”, graficaron los policías consultados tras el funeral del cabo Ramet. “El policía va a cumplir en levantar el procedimiento, porque no te conviene llegar”, aseguraron sobre la situación que se dará en los próximos días, al tiempo que recordaron que “así, va a ser la sociedad la que pague los platos rotos”.

Los reclamos que pudieron escucharse tras el sepelio no son nuevos. Pero no dejan de ser durísimos en algunos aspectos y llenan de dudas las condiciones de los uniformados a la hora de ejercer su labor. 

“Porque ni siquiera con el seguro sabemos si estamos cubiertos”, adelantó otra fuente, y agregó que “por ejemplo, en las cláusulas de la aseguradora, estás cubierto si tenés el chaleco puesto, si no, tu esposa va a tener que arreglárselas mientras el Gobierno se calienta durante cinco días”. 


   

Opiniones (1)
20 de noviembre de 2017 | 17:52
2
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 17:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Entonces no van a trabajar mas....porque ya trabajan a media maquina. Son todos unos inutiles que intentan resolver los crimenes cuando le pasa a uno de ellos nomas.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia