Exhumarán los restos de monseñor Angelelli

La Justicia ordenaría realizar una segunda autopsia a los restos del ex obispo de La Rioja. El sacerdote murió en un confuso accidente automovilístico durante la última dictadura. Hay una investigación por su muerte en la que la Iglesia riojana es querellante.

La Justicia tiene previsto exhumar en los próximos días los restos del ex obispo de La Rioja monseñor Enrique Angelelli, en el marco de la investigación que se lleva adelante por su muerte durante la última dictadura.

El objetivo de la medida -que se concretaría el viernes- es efectuar una segunda autopsia como parte de la causa que se reabrió por el fallecimiento del prelado, ocurrido el 4 de agosto de 1976 en las proximidades de la localidad riojana de Punta de Los Llanos.

Según publicó el diario El Independiente, el actual obispo riojano, monseñor Roberto Rodríguez, dirigió una carta a los sacerdotes, a los religiosos, religiosas y laicos para informar sobre esa situación.

En el mensaje se hizo referencia a la exhumación de los restos de Angelelli que se encuentran depositados en un sector de la Iglesia Catedral, junto a los de los ex obispos Reinafé y Gómez Dávila.

Según se prevé, los restos serán trasladados hacia la ciudad de Córdoba a fin de ser sometidos a una nueva autopsia en el marco de la investigación de la muerte de Angelelli, en la que actúa como querellante la Iglesia riojana.

Angelelli murió durante la última dictadura militar en circunstancias confusas, que organismos de derechos humanos siempre vincularon con una acción del régimen de facto.

El ex obispo de La Rioja tuvo una activa participación en diversos conflictos gremiales.

La causa por el muerte de Angelelli fue reabierta en septiembre de 2005, junto a las investigaciones del sacerdote cordobés Carlos de Dios Murias, y el francés Gabriel Longueville, asesinados durante la dictadura.

En septiembre de 1974, en pleno recrudecimiento de los conflictos sociales y políticos en el país, Angelilli viajó a Roma donde, según distintas versiones, le sugirieron que no regresara a Argentina, porque su nombre figuraba en la lista de amenazados de la Triple A.

Sin embargo, el prelado regresó al país y planteó ante su diócesis como ejes de trabajo para 1975 "caminar con y desde el pueblo, seguir actuando el Concilio y continuar la promoción integral de los riojanos".

Luego del golpe militar del 24 de marzo de 1976 se intensificó el seguimiento a los miembros de la iglesia, y monseñor Angelelli denunció las violaciones a los derechos humanos, y le reveló al Episcopado la persecución contra la Iglesia en La Rioja.

Incluso hizo gestiones ante las autoridades militares entonces en el Gobierno, entre ellos, el Comandante del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, ahora condenado por haber cometido crímenes de lesa humanidad.

El 4 de agosto de 1976 Angelelli murió cuando la camioneta en la que se trasladaba volcó en el paraje riojano Punta de los Llanos, y aunque se catalogó su deceso como "accidente automovilístico", numerosas agrupaciones de derechos humanos denunciaron que en realidad se trató de un asesinato.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 15:42
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 15:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial