Un ingeniero fue asesinado y tres personas baleadas en dos robos

Un ingeniero de 46 años fue asesinado y su hijo adolescente herido a balazos por delincuentes que los asaltaron en su casa de San Isidro. A 20 cuadras de allí un anciano fue baleado por ladrones y, al resistirse, éste hirió de un disparo en el rostro a su mucama.

Fuentes policiales informaron que, de acuerdo a las investigaciones preliminares, ambos hechos no estarían vinculados, no obstante procuran determinar si se trata de la misma banda, ya que en los dos asaltos utilizaron armas calibre .45.

El primero de los hechos ocurrió esta mañana en una casa ubicada en Perú 725, de la localidad de Acassuso, a metros de la avenida Del Libertador y lindera con el Banco Río en el que se registró un cinematográfico asalto en enero del 2006.

El jefe Departamental de San Isidro, comisionado Adrián Luongo, informó que todo comenzó a las 7 cuando varios delincuentes ingresaron a la vivienda donde se descansaba el ingeniero Ricardo Barrenechea (46), su esposa y sus cuatro hijos.

Se cree que los delincuentes irrumpieron en el lugar tras saltar una reja y por la puerta principal, aunque se desconoce si para entrar utilizaron una copia de las llaves, si destrabaron el pestillo de la puerta mediante una tarjeta plástica o si contaron con la ayuda de alguna persona que les permitió el paso.

"Una vez dentro, los asaltantes sorprendieron a la empleada doméstica y se dirigieron a la planta alta donde se hallaba descansando el ingeniero con su esposa y sus hijos", dijo el subsecretario de Investigaciones del Ministerio de Seguridad provincial, Paul Starc.

El funcionario bonaerense dijo que los asaltantes "estaban muy nerviosos" y que exigieron la entrega de dinero, de objetos de valor y de alhajas, pero "cada vez pedían más cosas".

Los investigadores creen que en cierto momento, el dueño de casa pretendió resistirse a golpes o a los empujones, pero uno de los delincuentes le disparó y lo mató de un tiro en el pecho.

En tanto, el hijo mayor del matrimonio, de 17 años, también recibió un balazo en una de sus axilas y quedó gravemente herido, por lo que fue trasladado al Hospital Central de San Isidro, desde donde se prevé trasladarlo a una clínica privada.

Al ver esta situación, los delincuentes huyeron aparentemente en un auto que estaba estacionado a pocos metros de la casa asaltada. 

Starc explicó que los delincuentes "eran tres o cuatro muchachos de 17 o 18 años que huyeron en un automóvil que está identificado gracias al aporte efectuado por testigos y que está siendo buscado".

En tanto, el otro hecho ocurrió poco antes de las 8, en una vivienda ubicada en Cardenal Santiago Copello 142, en Las Barrancas de San Isidro, a unas 20 cuadras de la casa de los Barrenechea, donde se hallaban el comerciante Germán García (71); su esposa, Mirta Coliccoio (70); y la mucama Margarita Vera (27).

Según contó luego la empleada a la policía, todo se inició cuando entraron a la casa tres delincuentes armados que sorprendieron a la esposa de García en uno de los baños.

Los asaltantes la amenazaron y la mujer comenzó a gritar, por lo que su esposo, que estaba en otro de los baños, corrió para auxiliarla y forcejeó con los delincuentes.

La pareja fue reducida junto a su empleada en una de las habitaciones de la casa, mientras los delincuentes la amenazaban para que les revelara dónde había dinero.

Pero García se negó en todo momento a entregarles sus valores, al tiempo que a los gritos comenzó a pedir auxilio, contó Vera.

Esa actitud enfureció a los ladrones, uno de los cuales le efectuó a García dos disparos, uno debajo de la tetilla izquierda y otro en el brazo izquierdo.

A pesar de encontrarse herido, García aprovechó el momento en que los delincuentes se disponían a huir para empuñar un arma que guardaba en su habitación, con la cual efectuó dos disparos.

Uno de los proyectiles impactó en una de las paredes de la vivienda, mientras que el otro dio en el mentón de la empleada doméstica Vera, quien cayó herida.

Los tres delincuentes escaparon sin robar nada, tras lo cual la esposa de García alertó del hecho a la policía y pidió auxilio para que ambos heridos fueran llevados al hospital San Isidro.

Los autores de estos dos asaltos eran esta tarde buscados por personal de las comisarías 4ta. y 7ma., Jefatura Distrital y Delegación Departamental de Investigaciones (DDI), de San Isidro.

"Por el momento, no se pueden vincular ambos hechos, pero tampoco lo descartamos", explicó la inspector Graciela Cunial, subjefe de la DDI San Isidro.

Un vocero de la pesquisa reveló a Télam que los peritos de la Policía Científica bonaerense secuestraron en ambas escenas del crimen vainas servidas calibre .45.

Los expertos en balística analizaban esta tarde los cartuchos para determinar en forma fehacientes si, a pesar de ser de diferentes marcas, fueron disparadas por la misma pistola.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 20:42
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 20:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'