Deportes

El "caberet" llegó a la selección de Alemania

Con inusual franqueza, Michael Ballack criticó al entrenador Joachim Löw por no haberlo llamado por teléfono para preguntar cómo había superado una operación quirúrgica en ambos pies, para extraerle unas neuromas.

El clima en la selección alemana de fútbol se está encrispando y hoy, el capitán, Michael Ballack, apuntó directamente contra el entrenador, Joachim Löw, al que criticó por recientes medidas y actitudes.

"Me llamó mi entrenador en el Chelsea, Felipe Scolari, muchos jugadores, también algunos del Bayern Múnich, y (su ex entrenador) José Mourinho. Pero me sorprende que no me halla llamado (Löw), eso en el pasado era distinto", fue el primer 'dardo' que Ballack lanzó contra Löw en una entrevista que publicará el miércoles el diario "Frankfurter Allgemeine zeitung".

El segundo ataque fue por el trato que el entrenador le está dispensado a jugadores experimentados, como al centrocampista Torsten Frings, al que Löw le quitó la titularidad y lo sentó en el banquillo, señalando que "no iba a tener contemplaciones con historiales sino solamente con nivel de juego en la actualidad", atizando la competencia entre los jugadores.

Defendiendo al jugador de Werder Bremen, Ballack recordó que "tiene casi 80 partidos internacionales y juega a un nivel muy alto. Para desplazarlo tendría que venir alguien que sea mucho mejor que él y lo demuestre durante un período de tiempo bastante prolongado. Nadie puede discutir que Torsten sigue jugando a un muy buen nivel. Por eso es que tengo una rara sensación en todo esto".

Sin embargo, el caso no se limita a un solo jugador. El capitán Ballack expresó su extrañeza por el hecho de que de pronto, "después de una Eurocopa exitosa, se cuestione y se critique a jugadores experimentados como a Frings, Klose o mismo a mí".

El centrocampista, único jugador alemán entre los candidatos a ser elegidos como jugador del año en el premio "Balón de oro", teme que Frings haga realidad su amenaza de renunciar a la selección nacional, tal como lo hizo hace pocos días Kevin Kuranyi, deprimido porque Löw no lo incluye ni siquiera entre los convocados.

"Temo que en ésta, (Frings) no lleva las de ganar. Es un jugador tan experimentado que sabe lo que se le está armando. Sería una lástima que renunciase por creer que no se lo necesita más".

Para Ballack, las críticas de hoy significan la apertura de un nuevo frente de rencillas, después de los reiterados enfrentamientos que tuvo en los últimos meses con el manager de la selección, Oliver Bierhoff. "Sobre eso no voy a hacer ningún comentario", se excusó Ballack en la entrevista con el "FAZ".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|17:16
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|17:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016