La anestesia había causado la muerte de una mujer durante un implante

Por el fallecimiento de la víctima, quien tenía 35 años, hay cuatro imputados: dos médicos y dos anestesistas, todos de una clínica privada de Córdoba.

La anestesia fue la causante de la muerte de Mabel Quinteros, la mujer de 35 años que falleció hace unos días tras someterse a un implante de siliconas en una clínica privada cordobesa, según se confirmó hoy después de conocerse el resultado de la autopsia.

Fuentes judiciales dijeron, además, que el fiscal Gustavo Sandoval interrogará el miércoles a los cuatro imputados en el hecho, dos médicos y dos anestesistas.

El resultado de la autopsia al cuerpo de Quinteros señaló que la mujer falleció debido a una falta de oxigenación del cerebro durante la operación.

La mujer, que era argentina pero residía en España, había ingresado el 3 de octubre pasado al Instituto Privado de Cirugía Estética Ambrosio Olmos para someterse a una corrección de un implante mamario de siliconas y perdió la vida tras permanecer varios días en coma.

La clínica, del barrio de Nueva Córdoba, no estaba habilitada para intervenciones de alta complejidad como ésta.

Luego de confirmarse que Quinteros falleció como consecuencia de la aplicación de la anestesia, previa a la cirugía, el fiscal Sandoval citó para pasado mañana a los cuatro imputados en la causa por homicidio culposo.

Se trata de los médicos José Ernesto Raed y Eduardo Gasparini, junto a los anestesistas Javier Carballo y Susana Chacomas.

Quinteros murió el sábado 11 de este mes en el Hospital San Roque, a donde había trasladada luego de permanecer internada en terapia intensiva en la Clínica Vélez  Sársfield.

La mujer llegó al país para visitar a familiares en Córdoba y efectuarse "una cirugía de corrección en una de sus mamas, en las que ya tenía prótesis de siliconas", según comentó su hermana Marcela tras el deceso.

"Ella se iba a hacer una cirugía estética. En la clínica tenían todo listo, pero algo se complicó", agregó Abel Pereyra, ex marido de Quinteros.

Después de recibir la anestesia, se descompuso, sufrió un shock y no pudo ser reanimada, dijeron fuentes de la investigación.

Pereyra también señaló que la mujer ni siquiera comenzó a ser intervenida, ya que la descompensación se produjo poco después de quedarse dormida.

La Justicia pudo constatar que la clínica donde iban a operarla "no estaba habilitada", según reveló el fiscal de la causa.

"La clínica se vio superada porque, de por sí, no estaba habilitada para realizar cirugías. Es decir, se trata de cirugías mayores que no pueden ser realizadas en cualquier lugar", explicó Sandoval.

Este lamentable hecho se produjo mientras continúa la polémica por los sorteos y concursos que tienen como premio cirugías de mamas y que se realizan en boliches de distintas partes del país, incluyendo Córdoba.
Opiniones (1)
25 de septiembre de 2017 | 11:28
2
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 11:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. PUEDE Q LA FRIVOLIDAD,LAS HAYA DEJADO SIN NEURONAS,PERO UN FAMILIAR,NO PUEDE ACONSEJAR.HAY Q ASUMIRSE COMO UNO ESTÁ.CUANDO NOS DEBEMOS REALIZAR CIRUGÍAS,POR FUERZA MAYOR,ES PREOCUPANTE ,A PESAR Q TENGAS UN EXCELENTE EQUIPO,Q TE CONTROLEN,SIEMPRE EXISTE EL RIESGO.JODERSE!!!
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'