Deportes

Silencio y caras largas en la práctica de River

El plantel volvió a entrenarse esta mañana en el predio de Ezeiza, a puertas cerradas. El cuerpo técnico mantuvo una reunión interna, pero no hubo diálogo entre Simeone y los jugadores.

El primer entrenamiento de River Plate post derrota en el superclásico frente a Boca Juniors mostró a un entrenador, Diego Simeone, cabizbajo y refugiado en la intimidad de su cuerpo técnico, sin tomar contacto con sus jugadores antes y después de los movimientos en las puertas cerradas del predio de Ezeiza.

La práctica comenzó a las 10.30, aunque Simeone salió de su vestuario junto con su ayudante Nelson Vivas quince minutos después, observando como los titulares en la derrota frente a Boca Juniors habían comenzado los movimientos regenerativos y los suplentes, un fútbol reducido.

Al finalizar los movimientos, cuando los titulares se fueron al vestuario, a una nueva cumbre informal se sumaron Andrés Guglielminpietro y el preparador físico Oscar Ortega.

La imposibilidad de ingresar al predio de Ezeiza no disimuló tampoco las caras largas de los jugadores, quienes se movieron al ritmo de Ortega.

Tal es el desencanto entre el técnico y los futbolistas que después de la derrota frente al conjunto de Carlos Ischia ni se cruzaron, porque el vestuario de River se divide en dos salas, una para el cuerpo técnico y otra para los protagonistas, para después juntarse y hacer un balance de lo que resultó cada encuentro, algo que en esta oportunidad no ocurrió.

Mientras en una sala Simeone y algunos dirigentes expusieron su visión sobre la crisis, el arquero Marcelo Ojeda le reprochaba a su defensa la desatención en el gol de Lucas Viatri, haciendo foco en Eduardo Tuzzio, responsable de marcar al delantero en la pelota detenida.

El silencio del ex entrenador de Racing y Estudiantes de La Plata continuará mañana, cuando el plantel se entrene en el estadio Monumental, otra vez a puertas cerradas, y los futbolistas quedaran concentrados esperando el trascendental partido del próximo miércoles por la ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana frente a Chivas de Guadalajara.

Del resultado de la serie ante los mexicanos, cuyos últimos noventa minutos se disputarán el próximo 6 de noviembre, dependerá la continuidad de Simeone, quien después de la derrota en el superclásico ratificó su continuidad, pero también ensayó un discurso de despedida al mostrarse “agradecido a River”.

También Simeone aseguró que jugarán ante Chivas “los que entiendan mejor el momento”, algo que parece tener claro porque ya dio la lista de concentrados, que serán veinte: Marcelo Ojeda, Daniel Vega, Paulo Ferrari, Gustavo Cabral, Eduardo Tuzzio, Facundo Quiroga, Cristian Villagra, Oscar Ahumada, Leonardo Ponzio, Matías Abelairas, Augusto Fernández, Diego Buonanotte, Mauro Díaz, Martín Galmarini, Rodrigo Archubi, Radamel Falcao, Santiago Salcedo, Andrés Ríos, Mauro Rosales y Sebastián Abreu.

Por otro lado, el plantel “millonario” viajará en dos partes a tierras mexicanas, el sábado y domingo previos al partido. El primer grupo será el de los potenciales titulares, teniendo en cuenta que el mismo día se jugará el partido frente a Lanús, por la decimotercera fecha del torneo Apertura, y los once que saldrán a la cancha tienen pocos minutos de juego en el semestre.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|23:58
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|23:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic