Mató a cuchillazos a su hermano porque hacía ruido

En el momento en que se produjo la pelea, la hermana de los dos jóvenes intentó separarlos, pero como no pudo hacerlo fue a buscar
ayuda, y cuando llegó se encontró con su hermano menor tendido en el piso, gravemente herido.

Un joven de 21 años asesinó a cuchillazos a su hermano de 18 en el interior de su casa, en un barrio de la capital tucumana, en medio de una feroz pelea porque los ruidos que hacía junto a unos amigos no lo dejaban dormir.  El crimen se produjo en la víspera, en una casa del barrio
Sutiaga de esta ciudad, y el joven acusado por el homicidio fue detenido por la Policía.

En el momento en que se produjo la pelea, la hermana de los dos jóvenes intentó separarlos, pero como no pudo hacerlo fue a buscar
ayuda, y cuando llegó se encontró con su hermano menor tendido en el piso, gravemente herido. Los dos hermanos, Diego, de 18 años, y Esteban, de 21, habían compartido una fiesta, donde aparentemente consumieron bebidas alcohólicas, según se señaló en la edición de hoy del diario La Gaceta de esta ciudad.

Alrededor de las 6:00 de la mañana, el menor de los hermanos decidió ir con dos amigos a su casa, ubicada en Granadero San Martín y Chiclana. Dentro de la cocina de la vivienda, según fuentes policiales, los jóvenes continuaron tomando, y estaban preparando unos
sándwiches de milanesa cuando el mayor de los hermanos regresó a la vivienda.

Los investigadores creen que los hermanos comenzaron a discutir porque el mayor de ellos quería irse a dormir, pero el más chico no.  "De repente, los jóvenes se trenzaron a golpes. En ese momento, sólo su hermana, de 20 años -cuyo nombre no trascendió-, estaba en
la vivienda. La joven se levantó e intentó separarlos con la ayuda de los amigos de Alejandro, pero su esfuerzo fue inútil", se señaló.

La chica, desesperada, corrió a la casa de un vecino para pedir ayuda, pero cuando regresó se encontró con la trágica escena: el menor de los hermanos yacía en el piso, sobre un charco de sangre, con dos "puntazos" en el pecho. Junto con los amigos de su hermano, llevó al herido hacia el Hospital Padilla en un automóvil, pero cuando llegaron, el muchacho ya había muerto. Según fuentes médicas, el joven tenía un corte profundo a la altura del corazón y otro bajo la axila.

En tanto, en el lugar del crimen, los investigadores secuestraron un cuchillo de cocina, con una hoja de 15 centímetros.  Además, incautaron las prendas que usaban los hermanos y varios envases de cerveza vacíos.  Una comisión de policías de la seccional 13a, al mando del
comisario Roque Sánchez, encontró al presunto homicida en la casa de un vecino.

Según testigos, el joven estaba sumido en un profundo silencio y no podía explicar qué había sucedido, aunque habría admitido ser
el responsable de la muerte de su hermano, de acuerdo con la información que trascendió.  El joven fue puesto a disposición del fiscal Arnoldo Sausnábar, titular de la Fiscalía VII, quien ordenó que permanezca detenido.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 12:01
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 12:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial