Argentina ya es golpeada por la crisis financiera: los créditos hipotecarios se encarecen un 30%

Si hasta este momento ingresar a un crédito para adquirir una casa era imposible, ahora directamente no hay que acercarse al banco a preguntar.
Una página especializada en temas inmobiliarios asegura que los créditos hipotecarios han subido en el último mes.

“Si bien aún lejos de las cifras alcanzadas en los últimos años de la década del 90 cuando en la ciudad de Buenos Aires alrededor del 25 % del total de operaciones se efectivizaba mediante hipotecas, en la primera mitad del año habían arribado a un 8,5 % de todas las compraventas. Cifra nada despreciable si se tiene en cuenta que se había caído al 3,5 % durante el año 2003, cuando nadie imaginaba que pudiera volver a recrearse un mercado de créditos a largo plazo”, dice el artículo de Reporte Inmobiliario.

La crisis de las hipotecas basura ha llegado finalmente a nuestro país, aunque no tendría que haberlo hecho nunca.

Desde que comenzó la debacle, para aquellos que solicitaran los créditos las condiciones fueron mutando, los plazos se fueron extendiendo y las tasas ajustando de manera de posibilitar el crecimiento de las hipotecas otorgadas, has que se impuso el ajuste con su consecuente aumento de tasas.

Este es el ejemplo que ponen para explicarlo: “para la compra de una unidad de tres ambientes usada estándar de alrededor de sesenta metros en un barrio medio de la ciudad de Buenos Aires, antes del tembladeral financiero internacional debían abonarse en concepto de cuota por un préstamo del BH equivalente al 70 % del valor del inmueble, $ 1790 a tasa fija o $1646 a variable en 240 cuotas (20 años), Ahora, luego del ajuste de tasa, deberán desembolsarse $ 2356 si se opta por la fija o bien $ 1733 respectivamente, impactando en una erogación adicional de $ 566 o $ 87 respectivamente, lo que representa un incremento del 31,6 % de aumento para el caso de un préstamo a tasa fija y de un 5,3 % para el endeudamiento hipotecario a tasa variable”.

El aumento de las tasas opera lamentablemente en el sentido contrario al necesario e imprescindible a fin de facilitar y flexibilizar el acceso a la primera vivienda para aquellos niveles de ingreso medio, incidiendo también en la posibilidad de calificación por la relación del porcentaje del ingreso que puede afectarse al pago de la cuota.

Esto hace que la cuota suba y también el sueldo necesario para cubrirla. Pero, se complica aún más si por otra parte, como ya ha sucedido con ciertos bancos, se disminuye adicionalmente la relación porcentual entre la cuota y el ingreso, “ya que en ese caso hace falta percibir y justificar ingresos aún mayores que los corresponderían sólo por el aumento de cuota por elevación de la tasa, quedando mayor cantidad de gente imposibilitada de calificar como tomadores del crédito” dice el informe.

Para Reporte Inmobiliario, “este nuevo escenario del crédito hipotecario, debe ser observado no con fines alarmistas sino con la lógica preocupación que implica asumir plenamente la nueva situación y así analizar los efectos probables que tendrá en el mediano plazo en el mercado de la compraventa y el alquiler de viviendas, con el fin de tomar las decisiones, previsiones y caminos de solución más factibles y adecuados por parte de todos los agentes que intervienen en el mercado y en particular por el sector público”.
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 15:47
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes