Mientras Gran Bretaña promete garantías a ahorristas, Australia niega rumor

El gobierno inglés ofreció a los ahorristas una garantía sobre la seguridad de sus ahorros nunca antes vista en ese pais.
Asimismo, en la antigua colonia británica, el Banco Central negó que la entidad estuviera comprometida con las hipotecas subprime y que hubiera pedido fondos de emergencia.

A raíz de la crisis financiera y el problema de liquidez del Northern Rock, el Gobierno de Gran Bretaña ofreció a los clientes del vapuleado banco una garantía sin precedentes sobre la seguridad de sus ahorros, mientras que en Australia, el Banco Central negó el martes que alguna entidad hubiera pedido fondos de emergencia.

Las repercusiones han sido varias. Por su parte, un funcionario del Banco Central Europeo, Yves Mersch, dijo a un periódico: "Northern Rock se ve muy mal" y agregó que pasaría "algún tiempo" antes de que esté claro en qué medida los bancos de todo el mundo fueron perjudicados por la crisis global del crédito que empezó en agosto.

Mientras que en Australia, el Banco de Reserva, que comenzó a inyectar miles de millones de dólares en los mercados de dinero cuando empezó a secarse el crédito, rápidamente negó las especulaciones de que uno o más bancos regionales hubieran buscado financiamiento de emergencia.

"Esos rumores son falsos", dijo el vicegobernador del organismo monetario, Ric Battellino. Los rumores hicieron bajar el dólar australiano y afectaron a las acciones de varios bancos regionales de Australia.

En Gran Bretaña, el Banco de Inglaterra inyectó el martes fondos de emergencia en los mercados de dinero a su tasa referencial de 5,75 %, diciendo que deseaba "contrarrestar las perturbaciones" de los mercados causadas por la crisis de Northern Rock.

El banco central adjudicó menos de un quinto del total de 25.000 millones de libras esterlinas (unos 49.825 millones de dólares) que habían pedido los bancos, pero tuvo éxito para reducir la principal tasa de interés interbancaria a un día en libras a alrededor de 6,14 por ciento desde los máximos de 6,5 por ciento registrados el lunes.

En tanto, la promesa que hizo el Gobierno británico el lunes por la noche, de garantizar todos los depósitos en Northern Rock, quinto mayor prestamista hipotecario de Gran Bretaña, parecía haber tranquilizado a los depositantes.

Si bien hoy los clientes hacían fila en las sucursales por cuarto día, pero las líneas eran bastante más cortas que el viernes, el sábado y el lunes.

Las acciones de Northern Rock, que han perdido más de la mitad de su valor desde el viernes, aumentaban un 10%o en los primeros negocios del martes.

Pero esta estrategia resultó contraproducente cuando se secaron los mercados de crédito, a pesar de que el banco tenía una exposición muy limitada a las hipotecas estadounidenses subprime que provocaron la crisis.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 02:02
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 02:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'