6 pasos para planificar tu almuerzo en la playa

En esta nota te contamos tips super prácticos. que alimentos elegir, cómo llevarlos y que cuidados tener para comer cómodos frente al mar.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Prepara el equipo. Llevar el equipo adecuado a la playa hará que sea una experiencia más cómoda y segura al sol. Muchas personas no están tan dispuestas a sentarse y relajarse en la amplia arena, especialmente cuando hace calor o cuando se corre el riesgo de que la arena se mezcle con la comida. 

1 Empaca toda la comida y bebidas en hieleras (coolers) aisladas. A diferencia de una bolsa para playa regular, mochila o bolsas de plástico, las hieleras proporcionan protección duradera contra el calor y mantendrá fríos los artículos no perecederos hasta que se utilicen. 

Playa 2

2 Opta por las bebidas rehidratantes en vez de las bebidas azucaradas. Deja todo el alcohol, sodas, y jugos bajos en azúcar en casa. Probablemente sería agradable tomar una bebida fría junto con tu almuerzo, pero no sabrá bien después de haber estado bajo el sol por unas horas. Prepara limonada u otra bebida a base de cítricos para calmar tu sed en el calor. Congela botellas con agua la noche anterior. Deja siempre un pequeño espacio en la botella para que se expanda antes de colocarla en el congelador. Alienta a todos a llevar agua. Puede ser divertido para los niños tener sus propios vasos desechables donde tomar agua durante el día. Agrega calcomanías y dibujos en los vasos antes de salir para distinguir qué vaso le pertenece a quién. 

Playa 3

3 Piensa en comida saludable pero sustanciosa para tu viaje a la playa Elije pan pita o tortillas en vez de rebanadas de pan que quizás se vuelvan pastosas. Guarda los condimentos separados de la otra comida. Usa pequeños contenedores para las salsas, mayonesa o aliños. Empaca bocadillos ligeros y no salados para los niños en bolsas con cierre para sándwiches. Puedes prepararte la noche anterior cortando vegetales frescos, como rodajas de zanahorias. Puedes preparar bocadillos pequeños con galletas saladas y pasas. Es preferible usar tupes en vez de bolsas de plástico para guardar los sándwiches y comida frágil. Lo último que necesitas es un almuerzo pastoso y aplastado al momento de comer. Elige carnes ligeras, como rodajas de pavo o pollo a la parrilla. Existen muy buenas opciones para incluir en un sándwich envuelto. Intenta elegir una comida que pueda comerse con los dedos. Los utensilios que se necesitan para la comida, como ensaladas, serán algo más que necesitarás limpiar, así que cuanto menos cosas, mejor. 

Playa 4

4 Coloca las cosas en una hielera aislada. Asegúrate de colocar la comida y bebidas que usarás al último en el fondo de la hielera. No querrás cavar entre el hielo o entre otros artículos solo para conseguir una cosa. Coloca los artículos más pesados y grandes en el fondo, mientras que los más ligeros y pequeños deben ir en la parte superior. Agrega cubos de hielo a la hielera después de colocar los artículos. Los cubos de hielo ocupan mucho espacio y tampoco querrás hacer hoyos entre ellos para colocar tus cosas. Imagen titulada Pack a Lunch for the Beach 

Playa 6

5 Lleva artículos de limpieza. No podrás evitar que la arena se adhiera a las cosas ni que la comida o bebidas se derramen y rebalsen. Además, necesitarás llevarte las envolturas y contenedores usados cuando te vayas de la playa para dejarla en las condiciones perfectas en las que te gustaría estar. Se recomienda que lleves a la playa toallitas húmedas. A diferencia de las servilletas, las toallitas húmedas ayudan a humectar la piel y a quitar la arena de manera más eficiente que papeles o trapos secos. Lleva bolsas de plástico adicionales. En general, para evitar arrojar la basura, puedes colocar fácilmente tu basura en la bolsa plástica. Tira la bolsa completa en un barril de basura camino a casa o haz que uno de tus acompañantes se deshaga de la basura después de almuerzo si hay mucho viento y te preocupa que se vuele. Imagen titulada Pack a Lunch for the Beach 

6 Relájate después del almuerzo. Aunque no tienes que esperar para volver a entrar al agua (tener calambres al entrar al agua después de comer es un viejo mito), es buena idea dejar que la comida se asiente un poco, ¡pero los niños son libres de gastar toda su energía de la manera que quieran!