Mediodías al aire libre

Para hablar de negocios, como break en el trabajo, para festejar alguna buena noticia o simplemente sin otra excusa más que la de compartir un rato con amigos al aire libre, los mendocinos eligen almorzar durante la semana en las veredas de la calle de los bares. MDZ recorrió "la Arístides" y te trae las postales de quienes se reunieron allí.

Parejas, grupos de amigos, familias, compañeros de trabajo y algunos extranjeros eligen almorzar algún día de la semana en los concurridos bares de la calle Arístides Villanueva. Las opciones son variadísimas, como los motivos que reúnen a los mendocinos alrededor de una mesa al aire libre.

Bajo las sombrillas, dos amigas festejaron por tres motivos: dos embarazos y una boda. Obviamente, protagonistas de estos acontecimientos, las chicas brindaron con gaseosas light, pero se mimaron con plato principal y postre.

Por otro lado, un cuarteto de hombres pertenecientes al club Marista habló de rugby, como no podía ser de otra manera. Un grupo de jóvenes se sentó en una gran mesa para degustar unos riquísimos lomos y contar divertidas anécdotas.

Pastas, sandwiches, empanadas, pizzas y ensaladas son los platos más requeridos por los comensales, aunque están quienes prefieren comidas más elaboradas. Hay opciones para todos los gustos en los diferentes locales que pueblan esta arteria, una de las más elegidas en los días de calor.

Algunos extranjeros que visitan Mendoza también optan por almorzar en la calle de los bares. Fue el caso de un grupo conformado por dos porteños y un brasilero, que llegó a la provincia para participar de un congreso médico.

Cerca de allí, una pareja de estadounidenses almorzaba distendida y disfrutaba del cálido sol de primavera. Un grupo de tripulantes de una línea aérea chilena aprovechó el buen clima para comer algo rico y conocer gente antes de partir.

Para beber al mediodía, la vedette es la cerveza, aunque están los más tradicionales, que prefieren almorzar con un buen vino tinto, y las chicas que, para cuidar su silueta, eligen gaseosas dietéticas o agua.

El motivo es lo que menos importa. La consigna es salir, juntarse con amigos y pasar un rato al aire libre. Un almuerzo entre semana, en las veredas de una calle tranquila pero llena de vida, es una salida ideal para los días de primavera.
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial