Amenaza de bomba interrumpió el juicio contra el padre Grassi

La sala donde se lleva adelante la audiencia debió ser desalojada durante dos horas. Las falsas amenazas se hicieron a través de dos llamados telefónicos.

Una amenaza de bomba interrumpió hoy por un lapso de dos horas la audiencia del juicio oral que se sustancia en los tribunales de Morón contra el cura Julio César Grassi, acusado por 17 hechos de abuso y corrupción de menores, al disponer la policía un desalojo preventivo del edificio.

La advertencia llegó a través de dos llamados telefónicos que se recibieron en el número de Emergencias 911, y en el mismo edificio de los tribunales, justo antes de las 9,30 horas, cuando se iniciaba la audiencia, en la que iban a declarar tres empleados de la Fundación Felices los Niños y un amigo del joven denunciante conocido como Ezequiel, informaron los abogados de la querella.

"Fueron dos llamados telefónicos con el mismo tipo de amenaza", dijo al llegar al edificio de tribunales Celestino Barragán, jefe de la Departamental Morón, inmediatamente después de desestimar la presencia de una bomba, por lo que dispuso el ingreso de las personas al edificio.

La audiencia consiste en el testimonio de tres empleados de la Fundación Felices los Niños y de un amigo de "Ezequiel" quien, según la querella "conoció los hechos abusivos sufridos por el joven denunciante".

También se presentó ante el tribunal Enio Linares, el perito de la querella que realizará la pericia sobre el cuerpo de Grassi, quien es presidente de la Academia Argentina de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La jornada se inició hoy con la opinión del cura respecto de la pericia física que ayer quedó fijada por el tribunal para el próximo 24 de octubre, a las 10 horas.

"Se va a tratar de demostrar que el que denuncia conoce las partes pudendas de la persona a la que imputa y no es así. Se va a demostrar que no es así", dijo Grassi al entrar al edificio antes de la amenaza de bomba.

El cura señaló, además, que "un juicio no pasa por pericias psicológicas a nadie, sino por la pruebas", y añadió que "las pruebas me están dando la razón hasta el momento".

Los abogados de la querella no quisieron opinar sobre la amenaza de bomba y sugirieron esperar la actuación de la policía para establecer alguna relación con el juicio contra Grassi.

En tanto, Daniel Cavo, el abogado defensor del cura señaló que "esto viene sucediendo periódicamente desde hace algunos años en Morón".

La evacuación del edificio dejó en la vereda del departamento judicial de Morón -por dos horas- a cientos de personas a la espera de la orden de retomar la actividad, aunque fuentes policiales informaron que Grassi y el tribunal que lo juzga desestimaron sumarse al desalojo y permanecieron todo el tiempo que duró el operativo dentro del edificio.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 03:21
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 03:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'